Rodri saca tres puntos de oro para el Almería con la mano (Crónica)

Rodri celebra su polémico gol. Imagen: EFE

Los primeros minutos en el Estadio del Mediterráneo acabaron en tablas pero no solamente en el marcador, sino también en las ocasiones de peligro. Algunos córners y algunos valientes que se atrevieron a disparar desde lejos sin demasiada suerte, pero nada más. A poco más de la media hora de comienzo, Soriano estuvo en posición clara de cara al gol, pero desperdició la ocasión y el balón acabó en córner sin que nadie probase un disparo a puerta. A la nada, Rodri mete la pelota en la portería, mas ni siquiera lo celebra porque es consciente de que previamente ha cometido falta sobre Mariño y Muñiz Fernández no lo va a dar por válido.

En el minuto 38, Suso centró el balón y Rodri se lanzó al suelo y marca un gol supuestamente de cabeza, pues los del Valladolid protestaron por haber visto que ese tanto fue metido con la mano, pero el árbitro no lo vio y subió al marcador. El mismo Mariño no hizo nada para parar el cañonazo pensando que ese gol iba a ser anulado. Rodri supo cómo engañar al colegiado asturiano.

El gol de la primera parte le sirvió a los hombres del Almería para motivarse y comenzar la segunda parte con mayor posesión de balón. A su vez, el Valladolid lo imitó y también intentó acercarse a la portería contraria. Rodri y Marc Valiente tuvieron un choque, pero el árbitro indicó continuar el partido y no pita falta ni a favor de uno ni de otro. Poco más tarde, el jugador del Almería volvió a quejarse, pero esta vez de un golpe de Ebert.

Pronto, el Valladolid robó la posesión al Almería e incluso intentó tener sus propias ocasiones de gol, pero sin que el viento soplase a su favor. Aún así, el portero local, Esteban, no pudo permitirse el lujo de quitarle los ojos ni un momento a los contrarios que no dejaban de merodear por su zona.

El juego cambió de rumbo cuando el Almería recuperó la posesión y Mariño paró a Verza lo que pudo ser un señor gol desde lejos. Poco después, los andaluces desaprovecharon una ocasión de oro estando solos frente a la portería contraria. Por su parte, el Valladolid se quedó con 10 en el minuto 74 por doble amarilla de Ebert. Además, Rama tuvo ocasión de igualar el partido, pero se fue acabando poco a poco hasta que la pelota la mandó fuera.

Una vez Muñiz Fernández pitó el final del partido, el marcador estaba a 1-0. Rodri consiguió quedarse los tres puntos en casa para el Almería mientras que el Valladolid no supo hacer fútbol para tomarse la justicia por su cuenta. En estos momentos, los andaluces continúan en zona de descenso mientras que los pucelanos siguen decimoterceros, por tanto, pocos cambios en la tabla de clasificación.

Puntuaciones Almería- Valladolid

Últimas noticias

© Copyright 2014 El Gol Digital ·