2 defectos horribles de Bea en First Dates que espantan a Iván

Un exceso de sinceridad podría arruinar las cosas en su oportunidad de ligar

Hay personas que detestan las mentiras y ven la sinceridad como una virtud, sin embargo todos los excesos son perjudiciales y Bea lo comprobó cuando fue demasiado sincera en su cita de hoy en First Dates. La mujer creyó que siendo tal y como es, tendría más oportunidades de ligar y convencer al comensal que ella es un buen partido.

Sin embargo Bea causó un poco impresión a Iván quien no sabía como tomar lo que ella dijo. “Soy muy celosa y bastante insoportable” fueron las palabras de la comensal, que dejaron muy trastocado al chico. No obstante la cita siguió con normalidad. Cuando el hombre hizo su arribó al restaurante de Cuatro. Le pareció un comensal bastante majo.

 First Dates Bea
La cara de Iván en casi toda la velada mientras Bea se seguía sincerando más y más

El exceso de sinceridad y los celos, principales enemigos de Bea en su oportunidad de conquistar en First Dates

Por lo general son pocas las mujeres y los hombres que pueden controlar muy bien los celos. Pero también son muy pocos los que lo expresan tan abiertamente como Bea. “Si veo que estás con alguien y parece que hay un poco de tonteo pues el mosqueo sí me lo cojo”. La cara de Iván lo decía todo, pues no sabía como tomarlo.

La mujer siguió con su rutina de conquiste y añadió “Soy muy celosa, a veces demasiado, intento controlarlo. A veces son unos celos enfermizos, me pongo muy tóxica”. Es como si ella misma se encargará de arruinarse la cita. Como si quisiera espantar al chico que tenía en frente. Todo interpretaron el comportamiento de la mujer como algo muy grave.

Bea, quien se encargó de hacerse buena publicidad en toda la velada no consiguió la segunda cita en First Dates

La comensal que se encargó de arruinarse la cita ella misma, dijo estar buscando “una persona que me sepa llevar porque a mí es muy difícil saber llevarme. Soy muy celosa y bastante insoportable. Soy muy bipolar, o estoy muy bien o estoy muy mal”. Con estas palabras el chico no tenía duda de que decisión tomar al final.

Como si se tratará de una convicción total y una confianza excesiva, la chica se aventuró y quiso tener la segunda cita con Iván. Mientras que el comensal por “obvias” razones declinó la petición. “En personalidad chocamos en muchas cosas y podría ser un problema para la convivencia” sentenció el chico.

Erlis First Dates