3-0: Sin opción

No hubo partido en el Sánchez Pizjuán. No lo hubo porque la primera ocasión clara fue de Stuani y su disparo salió ligeramente desviado. No lo hubo porque segundos después, en la primera aproximación local, Capdevila, en su intento de despejar, alojó la pelota en su propia portería en un rebote raro, inverosímil. Y no lo hubo porque apenas unos minutos más tarde, Coke se encontró con una pelota franca, en ventaja, de esas que adoran todos los delanteros, para fusilar desde cerca a Kiko Casilla. Con 18 minutos jugados y con la clara ventaja en el marcador, el Sevilla se encontró con el partido que quería, el que deseaba, el que soñaba en la noche previa en la que se conjuraba para tenerlo todo a favor porque desconfiaba de un Espanyol que había ofrecido una sobresaliente imagen en sus tres últimas salidas. Por si no fuera suficiente, cuatro minutos más tarde, un centro pasado de Rakitic encontró las botas de Negredo cuando ya le pelota había superado a Kiko y parecía que se perdía por la línea de fondo. Ese gol cerró el partido, cuando aún no se había disputado ni un tercio del tiempo reglamentario. Ni en los mejores sueños se lo podían imaginar en el Pizjuán. La suerte y la ventaja cayeron del lado local en la pelea por conseguir acercarse al último vagón con destino a Europa la próxima temporada. Parecía claro que el que perdiera hoy se quedaría sin opciones en las últimas jornadas de pelear por los puestos de UEFA. La desventaja de un mínimo de cinco puntos, con solo 12 en juego, se presupone compleja a estas alturas del campeonato. El cuarto enfrentamiento con el Sevilla de esta temporada, bajo un calor casi de verano, se saldó con una dolorosa derrota engendrada en los primeros 45 minutos. No deja de ser curioso que en los tres anteriores, el Espanyol hubiese presentado tres técnicos distintos. Pochettino, en la ida de Copa del Rey, Longhi, en la vuelta, y Aguirre en Cornellà-El Prat, en el que fue el debut del técnico mexicano en el estadio catalán. Aquella noche, Negredo empató en tiempo de descuento. Hoy, la desventaja fue muy grande desde antes del descanso. Con una ventaja tan clara, el Sevilla inició la segunda mitad con la idea de ralentizar el juego al máximo, llevar el ritmo del partido y aprovechar la indudable calidad de sus puntas para acercarse cada vez con peligro a la meta de Kiko Casilla, que tuvo que emplearse a fondo en alguna oportunidad, como en un cabezazo de Rakitic que sacó con una mano prodigiosa a córner. Conforme pasaban los minutos el juego iba haciéndose más espeso. El Sevilla no arriesgaba más de lo necesario y el Espanyol no encontraba la manera de superar a un equipo que le esperaba en su campo y diseñaba sus ataques desde la comodidad del marcador y el tiempo a favor. Sobre el final, Verdú tuvo la oportunidad de acortar distancias con un buen remate en el área grande, pero Beto, atento, respondió con espectacularidad, como había hecho muchos minutos antes, en un centro desde la derecha. Y aún faltaba por llegar un remate de Stuani que se estrelló en el larguero en el tiempo de añadido. Fue la mejor oportunidad blanquiazul y sirvió para cerrar un partido que se torció desde el inicio. Ficha técnica Sevilla: Beto, Coke (Cicinho, min.81), Fazio, F. Navarro, Alberto, Medel, Kondogbia (Maduro, min.49), Rakitic, Navas, Perotti (Stevanovic, min.62) y Negredo. Espanyol: Kiko Casilla, Víctor S (Baena, min.60), Forlín, Stuani, Sergio G, Verdú (Tejera, min.86), H. Moreno, Javi López, Capdevila, Colotto, Wakaso (Víctor Álvarez, min.80). Goles: 1-0: Capdevila pp (min.10); 2-0: Coke (min.19); 3-0: Negredo (min.23) Árbitro: Sr. Delgado Ferreiro (C. Vasco). Ha amonestado a Negredo (min.15), Javi López (min.45), Wakaso (min.72).
¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
La insólita petición del FC Barcelona a Emerson que deja en shock al Betis
Alexia sale por patas de First Dates con dotes seductoras de Juan Carlos
Diego Costa rompe al Atlético con decisión inesperada