3 claves de Pasapalabra para alargar el éxito junto a Pablo

El concursante está haciendo historia en el concurso y tan solo le queda ganar el bote para ser considerado como el mejor que ha pasado nunca por el formato

El nombre de Pablo siempre estará ligado a Pasapalabra. Tras acumular más de 250 programas, el concursante es considerado por muchos como el mejor de la historia. Pero le falta el bote para conseguir batir todos los récords posibles en el formato de Antena 3.

Junto al concursante, Pasapalabra está logrando los mejores números de su historia en televisión. Y todo se debe a tres factores que están siendo clave para que los espectadores estén enganchados. Tres factores que también están directamente relacionado con Pablo.

Pasapalabra Pablo
Los rivales de Pablo, clave en el éxito de Pasapalabra

Pablo, clave para el éxito de Pasapalabra

El concursante es, sin lugar a dudas, el gran atractivo del programa. Muchos de los espectadores han podido conectar a la perfección con él, mientras que otros tantos están en su contra. No obstante, son dos factores que mantienen enganchados a los espectadores.

Otra de las claves es el dinero. A medida que aumenta el bote de Pasapalabra, mayor es el interés de los espectadores, pues la gran duda es cuándo será entregado el premio. Es por eso que, para retrasar la entrega del bote, el concurso introduce palabras cerrojo en el rosco.

Javier Dávila también es fundamental para Pasapalabra

Por último, cabe resaltar la importancia de los rivales de Pablo. Nacho Mangut, Luis de Lama o Marta Terrasa fueron muy aclamados durante su estancia. Ahora lo es Javier Dávila, quien se ha convertido en el mayor rival de Pablo durante su etapa en Pasapalabra.

El concursante ejerce un papel similar al de un antagonista, recibiendo muchas críticas de los seguidores de Pablo. Pero también hay quienes lo apoyan constantemente, pues no soportan la personalidad de Pablo. Una serie de circunstancias que hacen de Pasapalabra un éxito total en audiencias.

Polémica en Pasapalabra por su casting

El programa Pasapalabra se ha caracterizado por tener entre sus participantes a personas que siempre dan lo mejor de sí para que los espectadores no quieran perderse ni un solo momento, por esto mismo, la producción ha revelado que andan en un casting muy exigente para tener a los mejores.

Es por eso que las cámaras de Antena 3 se han metido en el casting presencial de Pasapalabra para mostrar cómo es por dentro la búsqueda de nuevos concursantes. De esta misma forma, también les muestran a los futuros participantes como serán las pruebas a las que tendrían que enfrentarse. 

casting pasapalabra
El casting de Pasapalabra al descubierto

El casting que realiza Pasapalabra es para buscar un buen reemplazante de Pablo y Javier

Y es que con el duelo tan igualado que mantienen a diario Pablo Díaz y Javier Dávila parece que no hay hueco para más concursantes en Pasapalabra. Sin embargo, el programa de Antena 3 continúa buscando aspirantes que, tarde o temprano, puedan asaltar la Silla Azul desde el mismo plató.

Cabe resaltar que después de mucho tiempo sin realizar castings presenciales, Atresmedia e ITV Studios han retomado el contacto cara a cara con los candidatos en busca de los próximos concursantes oficiales de Roberto Leal. Eso sí, el proceso se realiza en grupos reducidos y bajo estrictas medidas de seguridad.

Los futuros concursantes primero tienen que probar como se ven a través de las cámaras

Con esta intención, la cadena ha compartido un vídeo en el que se puede ver cómo son estas pruebas lideradas por Montse Ramos y Marta Gómez, que son las encargadas de examinar a los concursantes. Estos tienen que enfrentarse a dos roscos escritos y a una prueba de cámara para ver qué tal dan en pantalla.

“Lo que buscamos en un concursante son sus conocimientos”, explican las responsables del casting. “Una vez que hacen los roscos escritos y son aptos, se enfrentan a una prueba de cámara. Ahí se presentan, nos hablan sobre ellos, y luego hacemos otro rosco en cámara simulando el del programa”, cuentan ambas.

última tentación Marta