3. Destrozó la televisión