3 posiciones clave a reforzar por el Celta de Coudet

Se indica un mercado de verano bien agitado, con visos de lucha y esfuerzo directivo

Hoy por hoy el RC Celta de Vigo es uno de los clubes más competitivos en España, la llegada de Eduardo Coudet ha significado no solo un salto de calidad en lo deportivo, sino que ha logrado cohesionar a un grupo con demasiados miedos. No obstante existen varias posiciones en el celta que deben ser tocadas a partir de verano, entendiendo que al menos dos jugadores serán comercializados para ubicar el retorno de fondos.

Los jugadores a salir y de los que ya existe un documento que lo corrobora son: Néstor Araujo y Jeisson Murillo. Los dos centrales titulares que hasta acá ha cumplido con una labor bien interesante. El primero de ellos a la espera de una oferta que iguale a supere los 7 millones de euros que pagaron en 2018; y el segundo debido a la incapacidad para asumir la compra de sus derechos.

Centrocampista celta
El argentino Coudet quiere un centrocampista de Boca para el Celta de cara al 2021

Definidas las posiciones a atacar en el Celta, es momento de definir los nombres

Pues bien, consecuente y muy establecido en lo que es la economía del club, Coudet no ha querido extenderse en ese sentido. Busca dos centrales como es debido y la idea es inclinarse por un tercero que sería un lateral izquierdo. Los centrales están siendo sondeados por la junta directiva, mientras el marcador tiene claro que quiere sea Javi Galán.

Aunque de momento no hay nombres propios, si se espera que la dirección deportiva corresponda a las exigencias del club; estableciendo nombres con recorrido y sobre todo con actualidad. Uno de ellos, Ezequiel Garay, está sobre la mesa y tiene lo que se busca. Su único inconveniente es el trato persistente que está teniendo con la gente en Betis que a priori tendría la ventaja por la cercanía a clasificarse a copas.

La banda tiene dueño, pero la apuesta sigue siendo muy alta

Con Javi Galán por su parte existen otras vías. Una que es abonar los 8 kilos que cuesta ahora mismo sacarlo de la SD Huesca o la segunda que es aguantar al descenso. Si esto llegase a suceder este valor ser vería seriamente afectado, pero abonaría al hecho que puedan asumirlo sin mayores inconvenientes. El caso es que su excelente desempeño le tienen en la mira de al menos 3 competidores más en LaLiga.

Se vienen duros retos para el cuerpo técnico del chacho. Una prueba de fue y de tesón que además podría sumar más nombres en la zona de ataque, y con recursos limitados para fichar en verano. Lo hecho hasta acá tiene muy contentos a sus directivos, que se veían inmersos en la lucha por no descender y en algún momento llegaron a soñar con clasificarse a la Europa League.

Miguel Borja