5. Sadick Adams

Adams era una de las perlas de la cantera colchonera. De la generación de David De Gea, marchó repentinamente al fútbol serbio para acabar jugando en Omán, país en el que se encuentra actualmente como futbolista profesional.