El programa de Carlos Sobera ha dejado citas para el recuerdo con característicos personajes

First Dates se ha consagrado como uno de los programas televisivos más característicos de la televisión. A lo largo de los años, muchos han sido los programas de citas que no han tenido éxito. Sin embargo, el programa de Carlos Sobera, desde un comienzo, ha contado con un apoyo total de la audiencia, que ha quedado gratamente sorprendida por su formato y por sus peculiares invitados.

Y es que, para que un programa como First Dates consiga un éxito de tal magnitud, es muy importante el estudio previo de los participantes. A pesar de que Carlos Sobera es quien lleva la voz cantante en el programa, los verdaderos protagonistas son quienes acuden en busca del amor. Es por ello que necesitan que posean una personalidad que consiga enganchar a la audiencia.

First Dates

Para ello, el equipo de casting, entre todos aquellos que se presentan para participar en First Dates, eligen a los que más juego pueden dar en el programa. Además, para encontrarles la pareja ideal, eligen, entre todos los candidatos, a quienes más afinidad tengan. Pero en ocasiones, este criterio no funciona, puesto que en más de una ocasión las citas han sido un absoluto fracaso.

Pero, en la mayoría de ocasiones, el formato de First Dates ha tenido éxito. Incluso, para renovar su formato, First Dates hizo una edición especial en un crucero. Ahí, reunieron a cien solteros a quienes realizaron un seguimiento. Por supuesto, y como no podía ser de otra forma, no faltó la habitual cena de su formato clásico.

En esta ocasión, vamos a repasar los momentos más surrealistas que han tenido lugar en First Dates. Unos momentos que tuvieron gran repercusión en redes sociales y que aún son recordados a día de hoy por los seguidores del programa de Carlos Sobera. Pero no serán los únicos, puesto que el ritmo frenético que lleva el programa creará nuevos grandes momentos.

1. Peculiares personalidades en First Dates

Uno de los puntos fuertes de First Dates es que no hace distinciones de sexo, raza o edad. Tampoco, por supuesto, de personalidad. Es por eso que en uno de sus programas los protagonistas fueron Ana y Samuel, a quienes les encantaba el anime y el manga. Tanto, que incluso imitaban su forma de vestir y poseían algunos complementos que se escapan de la imaginación.

Ana, que fue la primera en llegar a la cita, era una estudiante malagueña de 21 años de edad. Sin embargo, a pesar de acudir a First Dates con un pelo rojo intenso y con características coletas, lo que realmente llamó la atención fue una tirita que llevaba pegada en la cara. Un complemento que, según ella, “es una forma de representar el dolor emocional como dolor físico. Es algo importado del manga y de la cultura del videojuego japonesa”.

First Dates

Pero los que pocos imaginaban es que Ana no iba a superar la particular apariencia de Samuel. El pretendiente, de 20 años de edad, contaba con unas largas rastas rubias. Pero, sin duda alguna, lo más llamativo fueron sus falsas orejas de elfo. Una personalidad que, como se demostró, concordaba a la perfección con la de Ana.

Finalmente, la cita no llegó a buen puerto, puesto que tras dialogar largo y tendido, no encontraron afinidad. Eso sí, durante la cita Samuel nos regaló uno de los mejores momentos del programa, afirmando que él había estado de visita en Andalucía, concretamente en Murcia. Una afirmación que demostraba que el punto fuerte de Samuel no era la geografía.

2. Pretendientes asiáticos, un clásico en First Dates

Los deseos son órdenes en First Dates. Lara, valenciana de 25 años, había tenido varias relaciones con personas asiáticas, con quien ya había tenido gran afinidad. Es por eso que buscaba, nuevamente, un asiático de quien enamorarse. Por este motivo First Dates eligió a Masahsi, que apenas llevaba diez meses en España.

Masahsi, japonés de 27 años, había llegado a España por su pasión por los vinos. Sin embargo, lo que podía ser una gran noche para él, acabó siendo todo sufrimiento. Rápidamente, Lara detectó que Masahsi estaba inquieto, ya que le temblaban las manos y no paraba de sudar. Así que Lara, tomando la voz cantante, le preguntó cuántas relaciones había tenido.

Como era de esperar, Masahsi respondió que ninguna. Intentando remotar la extraña situación, Masahsi preguntó por la situación entre Cataluña y España, algo que no gustó nada a Lara, que fue al baño. Mientras tanto, Masahsi comenzó a hablar solo en la mesa, algo que gustó y mucho a los seguidores del programa por la peculiar conversación que mantenía con él mismo.

¿Qué va a ser de mí ahora? A ella le gustan los asiáticos, pero no los japoneses, sino los coreanos. Además jamás pensé que podría existir alguien a quien no le gustase el vino. Bueno, ya está todo perdido, qué le voy a hacer”, afirmó Masahsi, conocedor de que no encontraría el amor en First Dates.

3. Un palillo y una cita para el recuerdo

Itziar y Sergio protagonizaron una de las citas más peculiares que se recuerdan. El leonés de 25 años se hizo famoso en redes sociales tras hacerse público su DNI, donde aparecía con un palillo en la boca. Eso sí, antes de comenzar su cita, Carlos Sobera ya le advirtió que quizás su problema para ligar era el palillo.

First Dates

Un palillo con el que estaba, prácticamente, las 24 horas del día. Sin embargo, a Itziar le pareció simpático aunque finalmente la cita no llegó a buen puerto. Su historia sobre el famoso DNI con el palillo no gustó a Itziar, quien acudió al baño para llamar a su amiga y contarle que la cita no estaba siendo de su agrado. Algo que se reflejó en la valoración final, donde Itziar rechazó una segunda cita.

4. Los celos no podía faltar en First Dates

Los celos siempre han estado muy presentes en el programa de Carlos Sobera. Sin embargo, en esta ocasión se dio una situación muy particular. Jorge y Francisco, quienes habían tenido una primera cita en el programa, se reencontraron nuevamente en First Dates. Pero no fue para tener una segunda cita, sino que cada uno tenía una distinta.

Sin embargo, Francisco aseguró que aún estaba locamente enamorado de Jorge, pero que su relación en la cama no funcionaba y era conocedor de que él no lo quería. Pero la cosa no acabó ahí, sino que Francisco, mientras Jorge cenaba con Fernando, apareció en más de una ocasión para intentar hundir la cita.

Y es que, tal y como confesó Francisco, Jorge le daba envidia, puesto que le gustaba más su cita y le deseó que su cita le fuera mal por el hecho de ser su ex. Finalmente, ninguna de la dos citas acabó bien. en gran parte por todo lo que generó Francisco, más preocupado de hacer fracasar la cita de Jorge que de la suya propia.

5. Un polémico tatuaje de Pinocho

Miguel Ángel, como todos los demás, acudió a First Dates en busca del amor. Para encontrarlo, el programa eligió a Gemma, con quien tuvo una cena de lo más formal. Sin embargo, lo realmente llamativo de la cita fue el secreto que guardaba Miguel Ángel en forma de tatuaje y que desveló en el programa de Cuatro.

First Dates

El pretendiente se levantó la camiseta y dejó ver un gran tatuaje de Pinocho que finalizaba en sus partes íntimas. Este peculiar tatuaje llamó, y mucho, la atención de las redes sociales, donde se viralizó. Finalmente, la cita no fue a más, y tanto Miguel Ángel como Gemma tuvieron que buscar el amor lejos de First Dates.

6. Una cita condenada al fracaso

Desde la presentación del pretendiente, ya se dejaba entrever que no iba a ser una cita normal. Yeray, valenciano de 26 años, poco tardó en demostrar que su arrogancia y egocentrismo haría sombra a cualquiera que fuera su cita. Para más inri, el participante se presentó ante las cámaras de First Dates como una persona conservadora, muy ilusionada con la irrupción de Vox, a quien consideraba la única esperanza.

En frente estaba Ane, de 23 años de edad, una completa enamorada de la moda. De hecho, llegó a afirmar que no podría estar con alguien que no supiera lo que es un Chanel. Asimismo, también reconoció que puede parecer pija, pero que también estudiaba. De este modo, conociendo a ambos, todo parecía destinado al fracaso.

Durante la cita, la paciencia de Ane se agotó, pero Yeray continuaba en sus trece. Amante del toreo, Yeray comenzó a mostrarle a Ane, servilleta en mano, alguno de los pases más conocidos. Algo que provocó que Ane pidiera terminar su cita antes de tiempo, cansada de la actitud de Yeray, que intentó ser el protagonista en todo momento. Como no podía ser de otra forma, Ane afirmó que no quería una segunda cita y Yeray, irónicamente, hizo un gesto secándose las lágrimas.

7. Los famosos también tienen cabida en First Dates

En First Dates, como hemos comentado antes, también tienen cabida los famosos. Es por eso que el programa no dudó en invitar a Leticia Sabater, que cautivó a la audiencia por su conocida personalidad. Juan fue el pretendiente elegido por el programa, aunque no tuvieron mucha afinidad durante la cita.

First Dates

Eso sí, ante la insistencia de Leticia Sabater, finalmente sí hubo beso, aunque Juan no parecía muy convencido. Al final, la cita quedó ahí, y Leticia Sabater acabó marchándose de First Dates sin encontrar el amor que buscaba.