Abel arruina cena en First Dates lanzando piedras a su propio tejado

De nuevo el eterno debate sexual entra en escena ¿importa el tamaño?

Si hay un tema que aparece en el 80% de conversaciones en First Dates es el sexual, y en esta ocasión Abel fue protagonista de ello. El hombre decidió acudir al dating show con el firme propósito de encontrar una chica que no le importara el tamaño. Y cuando hablamos de tamaño ya sabéis a lo que nos referimos.

Pero la fortuna no estuvo de lado del comensal, pues Jennifer su cita de hoy, resultó ser toda una experta en temas sexuales y además muy decidida de lo que quiere. “Quiero un hombre moreno y tatuado. Una persona sin tatuajes no sabe expresarse. Está vacío. Le falta un poco de chispilla“. Aseguró la estudiante y modelo de lencería.

Abel First Dates
La incompatibilidad sexual de ambos les generó un momento muy incomodo que terminó con no tener una segunda cita

La apariencia de Abel resultó muy bien para Jennifer pero no era lo que esperaba en First Dates

El portentoso joven de 26 años, aseguró que hace dieta, se cuida en su apariencia y además visita en gimnasio con frecuencia. “Me gusta cuidarme, me gusta hacer dieta, me gustan los videojuegos y estar con mi gente”. expresó el madrileño. La primera impresión hacía la chica fue positiva. “Esta chica está muy bien”. Pero no fue retorica la apreciación. “La primera impresión ha sido buena porque es un chico que se cuida pero no es lo que esperaba”. reconoció Jennifer.

La comensal resultó todo una experta en temas sexuales y además reconoció llevar una vida muy activa en ese ámbito. Sin embargo confesó que quiere crear una familia. “Aunque no lo parezca, me veo vestida de blanco y formando una familia. Pero a los 30 años cierro la fábrica de nenucos”. Dejando muy en claro lo que quiere y como lo quiere.

La incompatibilidad entre Abel y Jennifer en temas sexuales, terminó por arruinar la velada en First Dates

Adentrándose en ese interesante pero lujurioso mundo del sexo, los dos comensales empezaron a hablar de ello. “Lugares extraños donde has hecho el amor”, le preguntó Abel a Jennifer. “Uffff… muchos” contestó ella. “¿En la piscina?”. Rápidamente, Jennifer le cortó: “¿En la piscina? Eso no es raro”. Luego llegó la pregunta del millón. “¿El tamaño importa?, Yo es que la tengo muy pequeña… tanto músculo, no se nota” aseguró el hombre que recibió inmediata respuesta de la modelo. “Eso dicen de los tíos de gimnasio”.

La conversación que empezó con toda las ganas y el interés de ambos resultó siendo un momento incomodo para Abel como para Jennifer. Esto fue determinante para la decisión final. “No lo veo nada experimentado en el sexo. Lo veo muy tranquilo a mi lado. Veo que podría enseñarle todo… mucho”. Por su parte no quiso quedar en una segunda cita con Abel, mientras que él si la quería.

First Dates Adriana