Abraham: “No te puedes relajar nunca en este equipo”