Acusan de boronismo a la comunicación del Athletic por ataque en Twitter