Adara denuncia en Secret Story trampas descaradas de sus compañeros

El formato empieza a poner situaciones en contexto que la participante no se ha aguantado de exponer

Secret Story ha llegado a niveles de tensión altísimos una vez que Adara explotara en pleno desayuno al ver comportamientos no apropiados por parte de dos de sus compañeros. La situación no ha sido menor, y aunque todo parecía estar calmado, ella se ha encargado gracias a su experiencia de transmitir lo que está permitido y lo que no.

La denuncia es que Luca Onestini y Cristina Porta se han aprovechado del sistema para comunicarse extra micrófonos, situación que es plenamente penalizable. El formato del programa sentencia que en todo momento la intimidad en ese sentido debe estar al alcance de la gente, y no eliminarla a conveniencia como ellos han hecho. Menos usando un sistema que es puesto para transmitir un vlog como es el ordenador de uso general.

Sandra Secret Story
Adara llega a Secret Story y con esto la casa adquiere otro nivel

Con la tranquilidad que la caracteriza Adara ha mostrado su inconformidad mientras sus compañeros en Secret Story se han quedado perplejos

Mientras comía les ha visto mientras ella redactaba. Su compañero miraba sus textos y sonreían en lo que evidentemente es un proceso comunicativo. Adara ha dicho “Qué guay escribirse cositas, ¿eh? Está bien escribirse cositas”. Una muestra que les ha pescado con las manos en la masa, mientras Onestini argumentaba que solo leía su vlog.

Sigue la discusión diciendo, es que no se puede, y cerraba refiriéndose a otro de sus compañeros con “A ver si nos ponemos tú y yo a escribirnos cosas, Miguel”. Claramente en ese momento se vio la jugada, y no ha quedado tiempo para discutirla. Adara ha sido franca y directa, como lo ha sido siempre, y ha mostrado las artimañas de algunos para sacar partida.

La familia de Adara se ha encargado de regar la peculiar escena en sus cuentas oficiales

Ahora que está lejos, en Guadalix, la ganadora de Gran Hermano le ha dado el acceso a sus redes sociales a algunos miembros de su familia. Ellos lo que han hecho es replicar el caso y denunciar sobre un manejo mañoso de los artefactos que son puestos para otras actividades.

Sin saberse mucho se entiende que esto va en contra de las reglas y por supuesto debe generar penalidades. Lo único cierto hasta acá es que la tensión se ha elevado, al tiempo que las pruebas avanzan y se tiene que ir definiendo un poco la línea natural del formato.

Rafa Pasapalabra