Adivino repelente en La Sexta Noche deja en la lona a Eduardo Inda

Revelaciones impactantes sobre la mente han dejando al participante sorprendido en plena emisión

El show de La Sexta Noche se ha vuelto a hacer presente en esta oportunidad con Eduardo Inda como principal eje del programa. Una emisión dotada de intriga y magia ha dejado el pase de Anthony Blake por los estudios del canal. Se pudo ver en su última emisión, cuando antes del cierre para dar paso a compromisos publicitarios, deleitó no solo a la gente sino a los panelistas con trucos realmente impactantes.

Cuando José Yélamo le hacía la entrada en calor le ha invitado a que abriera la expectativa, que no supo desaprovechar. En concreto ha hecho dos números, uno con el ya mencionado y el otro con Afra Blanco en donde ha hecho una inmersión en sus mentes para dar con las respuestas correctas sin siquiera tener datos al respecto.

Eduardo Inda
Eduardo Inda ataca al Atlético en su última exclusinda

La reacción de Eduardo Inda lo ha dicho todo, mientras el restante del plató de L Sexta Noche seguía sin creer lo visto

Anthony Blake ha sido claro y concreto y ha tomado a Inda al que le ha lanzado una pregunta. ¿Crees en la telepatía?, a lo que el periodista le ha contestado de inmediato que sí. La siguiente pregunta fue si tenía pareja, encontrando como respuesta una incertidumbre, entre el una aceptación y la negativa que daba expectativa. De cualquier modo el adivino ha tomado una hoja y un papel, y le ha preguntado que piense un número entre uno y mil que él adivinaría.

Curiosamente al decir Eduardo Inda que su número era el 7, el mentalista ha mostrado ante cámaras el número que había escrito, que era justamente el favorito del comunicador. Aunque el periodista afirma que puede ser un truco de conocimiento, pues casi con seguridad ha dicho antes en otros programas su número favorito, no ha podido evitar decir que estaba flipando.

Siguiente caso para Afra Blanco, un paso más al frente

Superado el primer reto la ha tomado toda con Afra Blanco. Mirándola directamente a los ojos le ha lanzado una cuestionante mucho más personal, y es si recuerda el nombre de su primer novio. Ella entrando en dinámica le dice que no sabe, aunque pudo ser novio o novia. Entre risas, el especialista cree que es una manera de desconcentrarlo al tiempo que ella dice que sí, pues está nerviosa de conocer el resultado.

Toma su papel, el bolígrafo y escribe, mientras ella se toma su tiempo para dar nombre, Raúl. Anthony Blake repite, ¿Raúl?, y muestra el papel ante las cámaras, donde aparecían dos opciones, una era Ramón y la otra Raúl. Ella sorprendida dice que no lo puede creer, mientras él le recuerda que Ramón también fue parte de su vida. Todo un espectáculo que ha cerrado la entrada en escena para ese momento.

Sindulfos Boom