Adrián el comensal de First Dates más Friki de la historia

Una cita bastante paranormal la que tuvieron el par de sevillanos

Al programa de hoy en First Dates llegó Adrián, un sevillano de 20 años que confiesa que nunca ha tenido una pareja sentimental. Sin embargo, si ha tenido contacto con otras personas, o mejor, con otros seres. El comensal asegura que siente la presencia de fantasmas y espíritus desde que era muy niño.

Lidia Torrent le preguntó que si era un don, pero él más bien contestó que lo veía como una maldición. Lo cierto es que el chico prefirió enfocarse más en su cita, y esperaba que esta vez llegará su príncipe azul. Ismael fue la otra cara de la moneda, y la química se vio desde el primer momento, ya que los dos eran del mismo estilo, friki.

First Dates Adrián
La química entre Adrián e Ismael fue notoria durante toda la velada.

Ismael queda fascinado con lo que Adrián le contó en First Dates

El tema con el que empezaron a entablar una buena velada, fue las visiones y sensaciones paranormales de Adrián. Este le contó que “He tenido muchos contactos con dioses, con espíritus, con otro tipo de criaturas, con uno que tenía un cráneo de cabra por cabeza”. Ismael le hizo una pregunta sin intentar ofender, pero le dijo que si este sufría de algún problema psicológico.

Adrián le comentó que se sentía bastante cuerdo. “Me metí en el mundo paranormal porque desde chico ya veía gente muerta. Pensé que no podía estar esquizofrénico, estas cosas tienen que ser reales”. Cambiando de tema, el sevillano también le contó a Ismael “me pego panzadas a llorar con las películas Disney”. Mientras que su cita si se inclinaba por el género de terror.

Química de principio a fin en la cita de Adrián e Ismael en First Dates

De las 5 citas que hemos presenciado hoy, creemos que la del par de sevillanos es la que mejor resultó. Y es que no hubo un solo detalle malo en toda la velada. Durante todo el tiempo que compartieron juntos, se veía el brillo en sus ojos, y de todo lo que hablaban parecían tener mucho en común.

En el fotomatón se tomaron de las manos y hasta intercambiaron algunos cumplidos como “me gusta tu cabello rizado” y “me encanta tu forma de ser y como pones atención”. La decisión final sobraba pero como es protocolo, a ambos les preguntaron que opinaban al respecto. Adrián tomó la vocería y sentenció. “Se nos ha quedado cortísimo y tenemos que profundizar en un montón de cosas”.

Marisa Pasapalabra