Adrián Mondejar, ilusión por crecer en el Rayo