Aitiana como un cohete en First Dates busca un malote para disfrutar

La gaditana quiere encontrar una versión de Hache, el popular personaje de 3msc

La comensal de hoy sorprendió a todos en First Dates no por su apariencia sino por el curioso y único nombre, Aitiana. El barman quedó tan descolocado que creyó que era Aitana, pero la gaditana lo corrigió. “Eso es un invento de tu madre”. exclamó Matías Roure. La mujer pasó a la barra para hablar un poco de lo que está buscando allí.

Aitiana se definió como “una chica lanzada porque si quiero conocer a un chico que me gusta, voy a presentarme, no me hace falta nadie que lo haga ni me da vergüenza“. Luego describió como es el prospecto de su cita. “Una persona que me guste físicamente, obviamente, que sea guapo, simpático, que le guste hablar porque yo no me callo, y de estilo malote porque son los típicos que ves llegar y te entran por los ojos”. Al mejor estilo de Hache, el popular personaje que interpreta Mario Casas.

Aitana First Dates
Aitana quedó en shock cuando Francisco le confesó que tenía novia. Sin embargo era una broma.

Para fortuna de Aitiana, su cita resultó ser un hombre un tanto malote y logró despertar el interés en su visita a First Dates

Los dioses del amor habían escuchado las plegarias de la gaditana, pues Francisco era el prototipo de hombre que estaba buscando la chica. “No he tenido muchas relaciones serias porque me gusta salir, soy un chico muy divertido, mis novias llegan a un punto que no se fían de mí, pero no les doy motivos”. afirmó el galán.

Aitiana sabía que estaba con un chico malote, cuando este le gastó una bromilla un tanto cruel. “Todavía tengo novia”, la mujer se quedó perpleja. Y Francisco no pudo aguantar la risa para decirle que no era cierto. La mujer no se quedó atrás y exclamó, “¿Dónde puedo terminar la cita?”. Sin duda la pareja llenó de diversión el momento.

La bromilla de Francisco a Aitiana funcionó como estrategia para tener una segunda cita en First Dates

Con un toque de humor por parte del sevillano, la cita se iluminó a favor de ambos, quienes conectaron muy bien socialmente. ” Los sevillanos les gusta ponerlo todo muy bonito, son muy zalameros”. Dijo con algo de seriedad Aitiana mientras las risas del comensal no paraban en la mesa.

Llego el momento de la verdad y ambos se aventuraron a dar su veredicto de como les pareció la cena y si estarían dispuestos a una segunda tanda. El sevillano tomó la iniciativa y declaró que si quería una segunda salida. Su argumento “porque ya me he aprendido su nombre, que no es nada fácil”. Llegó el momento de la chica que coincidió con él, “porque me lo he pasado muy bien”. Triunfo el amor.

First Dates Adriana