Al Real Madrid solo le queda una opción de colocar a Bale y es una ruina

El galés tan solo se marchará si le dan la carta de libertad

El mercado estival de este año va a tener muchos temas de interés. El Real Madrid es uno de los que apuntan a ser decisivos, y en tanto tenga la oportunidad va a empezar a moverse. Incorporar se hace pertinente, pero las salidas son lo que marcan la tendencia. El primero en hacerlo se dice es Gareth Bale, que a Florentino le ha propuesto una alternativa para acelerar el proceso.

Como todo el mundo sabe, Bale termina contrato a mediados del año 2022, y su ficha es actualmente una de las más altas de la plantilla, 17 millones de euros por temporada. Sus posibilidades de salir de la escuadra merengue han estado limitadas, ya que ni su presente le avala, ni sus pretensiones monetarias han ido a la baja.

Bale Real Madrid

Siempre se ha mostrado como un elemento conflictivo, y su representante ha estado merodeando el tema. Ahora, ha dicho que la única vía posible es que le entreguen la carta de libertad, documento que le permite negociar a placer con uno de los clubes que en todo el mundo le están siguiendo. Florentino no ve con buenos ojos esto, y lo ha calificado como un acto aprovechado y desleal.

Más movimientos

La gran mesa de mando del Real Madrid sigue pensando en que Kylian Mbappé es la piedra angular de este movimiento. Si se va a reforzar la plantilla se debe hacer sin temblar, dejando de lado la experiencia adquirida con los capítulos del pasado. El tema es que eso solo será hasta verano de 2021, y entre tanto hay que ir manipulando el resto de las opciones.

Florentino Pérez

Con tanto jugador regado a lo largo y ancho del mundo, la escuadra de la capital tiene trabajo de sobra en lo que respecta a la organización de su proyecto. El galés es el elemento que menos aceptación está llevando y por tanto maniobrar en él se hace casi una obligación. Con 30 años ha pasado ya a la historial del equipo, gracias a sus incursiones y protagonismo en el recordado triplete de Champions.

Zidane está a la espera de las confirmaciones, por su parte ha dado el OK, y espera liberar su cupo lo antes posible. Es de completo conocimiento que la relación entre los dos se ha deteriorado, y que el deseo es ir sumando efectivos mucho más jóvenes que le permitan a él y al club consolidar un proyecto a escala.

Síguenos en Google News