Alarma roja en el Athletic de Garitano en LaLiga

Perder, en casa y ante un rival inferior ha desatado toda serie de reacciones

Una de las sorpresas de la jornada del fin de semana en LaLiga ha sido la derrota del Athletic club de Bilbao, en el Nuevo San Mamés, ante su gente y frente al Osasuna. La demostración de juego ha estado por debajo de la línea media, y el gol al minuto 29 de Oier Sanjurjo ha sido verdaderamente una estocada certera.

A Gaizka Garitano le ha quedado una enorme reflexión, pero los suyos vienen contrastados, bien en la Copa, y extrañamente mal en LaLiga. Lo de ayer fue extraño, se han quedado sin argumentos y pese a doblar al rival en casi todas las estadísticas se han tenido que marchar del césped con las manos vacías y cada día más hundidos.

Gaizka Garitano

Décimos y a 7 puntos del repechaje a la Europa League, ha sido un duro momento para ceder puntos en casa. Garitano está empezando a ver agujeros negros en su estructura, no encuentra las soluciones y tal parece su solución está muy enfocada en lo que será la Copa, donde se ha ido en ventaja tras un fuerte y complejo duelo de ida.

Las alarmas se han encendido, y es muy claro que reforzar la plantilla se hace cada día más una obligación. El equipo ha llegado, ha instigado y ha metido contra su arco al rival, pero no hay quien defina. Tres postazos, varias opciones dilapidadas y la presencia de Herrera monumental fueron el común denominador.

Duro reto para los bilbaínos. Reponerse va a ser muy complejo, y en medio con tanto partido importante será vital poder volver a estar en lo físico para superar desde lo mental el bache. Alavés será el siguiente escollo en LaLiga, el campo de Mendizorroza es una parada compleja, a la que pocas veces se le suele sacar mucho rédito. Pero para eso está Gaizka, un entrenador con sobrados méritos que la campaña anterior logró despertar elogios de todas partes. Veremos.

Síguenos en google news

Yuri Berchiche