All Boys, 100 años de fútbol, barrio y pertenencia

El club All Boys, símbolo de fútbol, barrio y con un enorme grado de pertenencia entre sus hinchas, cumple hoy el aniversario número 100 de su fundación.

Este festejo llega en el mejor momento institucional del club, que se afianzó  en la Primera División del fútbol argentino respetando proyectos a largo plazo y mantiene en pie varias actividades deportivas, lo que genera que el barrio de Floresta tenga su punto de encuentro durante todos los días del año.

Los festejos comenzaron el miércoles, con la presentación del Libro “100 años 100 historias” y la Camiseta del Centenario.

Ayer por la noche, desde las 20, hubo un Show en el Estadio Islas Malvinas con proyección de videos y un espectáculo de fuegos artificiales a partir de las 0.00 horas.

Hoy viernes, desde las 19, habrá una caravana que partirá desde el Estadio y recorrerá todo el barrio de Floresta al ritmo de cantos y bombos.

El sábado, desde las 19.30, se realizará una Cena Show que finalizará con baile y fuegos artificiales.

Y los festejos finalizarán el lunes, con el partido que disputará el Albo frente a Atlético Rafaela. Allí, el equipo jugará con la camiseta del Centenario, cuyo diseño fue elegido por los socios del club.

Desde el Fútbol Para Todos, felicitamos a All Boys, una institución modelo, en sus cien años de vida.

CONOCÉ LA HISTORIA DE ALL BOYS

El 15 de marzo de 1913, un grupo de `muchachos` de Floresta, encabezados por Vicente Cincotta, decidieron juntarse en una casona y fundar una entidad con el principal objetivo de potenciar al equipo que se había formado y que disputaba “desafíos con otros barrios”.

“El nombre de All Boys surgió como una interpretación de la circunstancia: éramos todos muchachos. Sólo que no lo dijimos en nuestro idioma y seguimos la tendencia de nominar a la institución en inglés”, explicó, tiempo después, el apuntado Cincotta, integrante de la primera Comisión Directiva `alba`.

La primera cancha estuvo ubicada en la manzana delimitada por las calles Gaona, Segurola, Morón y Sanabria, a partir de una cesión efectuada por el asociado Leopoldo Rígoli.

A principios de la década del `20, en consonancia con el traslado del estadio a la calle Segurola 1351, el equipo asciende, en el amateurismo, a la Primera División de aquel entonces. Se mantuvo hasta 1926 en la más alta categoría.

Con el profesionalismo ya sobre el tapete, la entidad tuvo buenas campañas en la Segunda División en 1938 y 1939, aunque retrocedió a la Tercera (Primera C) en 1945.

Al año siguiente, con una campaña brillante que incluyó 90 goles a favor en menos de 30 partidos, el equipo regresó a la Primera B, división en la que supo destacarse a lo largo de la historia.

Eran tiempos de jugadores como Juan Espina Sívori (el máximo goleador), Carlos Pol (el que más partidos jugó), Roberto Amorisa, Jacobo `Yaco` Danón y Sergio Paseiro, entre otros.

Para la década del `50, en tanto, la cancha se había mudado, otra vez (los límites los establecían las calles Segurola, Indio, Sanabria y Miranda), aunque primaba ese precepto casi tácito de no alejarse del barrio.

Porque All Boys y Floresta, es cierto, componen una suerte de asociación indisoluble. Un club con amor a su barrio y un barrio con amor por su club. Así como el rival de toda la vida (Nueva Chicago) es auténticamente Mataderos.

La primera aproximación al `fútbol grande de los domingos` para el `Albo` se dio en 1964. Un 29 de diciembre, en cancha de San Lorenzo (Gasómetro) y con más de 35 mil personas en las tribunas, el equipo de Floresta quedó a un gol del ascenso a Primera: perdió con Platense por 2-1 y se fue masticando bronca, a pesar de haber sido superior durante buena parte del campeonato.

Pero la `revancha` llegaría años después, en 1972, con un equipo que dirigía el `Colorado` José Paladino (jugador en aquella formación del `64) y en el que revistaban dos de los grandes ídolos de la entidad: José Santos `Pepe` Romero y Valentín Sánchez.

Además, el estadio ya estaba emplazado en la ubicación actual de Mercedes y Alvarez Jonte.

Ese equipo `albo` se consagró campeón y ascendió a Primera en cancha de Huracán, tras un ajustado triunfo 1-0 sobre Excursionistas, el sábado 14 de octubre.

Ya en Primera, el elenco de Floresta logró mantenerse durante ocho temporadas consecutivas (1973 a 1980).

Después, en la Primera B hizo campañas meritorias y de las otras; trascendió con las irrupciones de Roberto `Monito` Zárate (subcampeón mundial juvenil en México 1983) y Néstor `Zurdo` Fabbri (subcampeón del mundo en Italia 1990) y recién concretó una postergada alegría en la temporada 1992-1993.

Con Marcelo Blanco como goleador, Alberto Pascutti como estandarte futbolístico, la sobriedad de Rubén Urquiza en la valla y una dupla central con personalidad y presencia (Damián Timpani-Gustavo Minervino), All Boys ganó el campeonato de la Primera B, relegando a Chacarita.

Ya en la B Nacional, el equipo supo diseñar en 1995 un recordado triunfo sobre el luego campeón Estudiantes de la Plata (3-1), en cancha de Vélez, con un tridente que brilló y ejecutó un fútbol de alto vuelo: Gastón Barroso, Adrián Czornomaz y Damián Yáñez.

El comienzo del nuevo siglo trajo aparejados problemas: se decretó la quiebra en abril de 2000 y un año más tarde, el equipo descendió y debió regresar a la Primera B.

Los años de “pálidas” continuaron y recién en la 2007-2008 se conformó un equipo lujoso que dominó el torneo de principio a fin y se consagró campeón con holgura, en un recordado triunfo 2-0 sobre Atlanta, en cancha de Platense, con goles de dos valores que aún hoy permanecen en el plantel: Fernando Sánchez y Hernán Grana.

El primer año en la B Nacional (2009) fue de “acomodamiento” a la categoría. Y en el segundo tuvo un premio, para muchos, inesperado.

Con `Pepe` Romero como DT y con valores como Nicolás Cambiasso, Cristian Vella, Carlos Madeo, Carlos Soto, Matías Pérez García, el mismo `Cabezón` Sánchez, Mauro Matos, Mariano Campodónico y Marcelo Vieytes, entre otros, All Boys ganó una Promoción a Rosario Central, en aquella épica jornada de mayo de 2010, con un superlativo 3-0 en condición de visitante que no dejó dudas respecto de la legitimidad del logro.

Así, la entidad de Floresta retornó a la Primera División, después de 30 años. La primera temporada en la A entregó recordados triunfos sobre Boca (2-0) y River (1-0 y 2-0) y la permanencia se garantizó con un ajustado 1-0 sobre Gimnasia y Esgrima La Plata, el día en que un ídolo `moderno` del club, Ariel `Chino` Zárate, colgó los botines.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Aspirante de Masterchef Celebrity 5 se va de la lengua y finiquita a Josie
Locura sin calificativos de Mercedes F1 para endiosar a Lewis Hamilton
Rival muy incómodo para el Atlético irrumpe en fichaje de Cavani