Altas exigencias de Esther en First Dates arruinan noche de campanillas

La comensal quedó bastante decepcionada con su cita, solo con verla

El capítulo de hoy en First Dates dejó un sin sabor a Esther a causa de su cita. La vallisoletana llegó al restaurante de Cuatro con la ilusión de encontrar según ella, a un pibón. Sin embargo el hombre de la cita no le causó tal impresión sino más bien fue todo lo contrario. “Mis amigas me dijeron que me iban a poner a un pibón, pero este me daba risa” aseguró la comensal.

La mujer fue la primera que llegó al restaurante, y en su habitual charla con Sobera se presentó. “Soy muy buena persona, voy de frente, soy sincera, honesta… un amor”. El presentador quiso indagar en los gustos de Esther y preguntarle como está buscando a su hombre ideal. “Sinceridad, que sea divertido, bailarín, que le gusten los tatuajes…” argumentó la chica.

First Dates Esther
José Luis confesó que es muy tímido y eso le ha traído problemas para ligar.

La primera impresión es la que más vale, y Esther fue un claro ejemplo de ello en First Dates

La comensal aplicó el viejo dicho de “todo entra por los ojos” y la verdad que la llegada de José Luis fue un claro ejemplo de ello. Esther no le gustó para nada su cita y sus gestos lo decían todo, incluso hasta hacer comentarios graciosos. “¡Hay madre! ¿Este es mi cita? Qué me estás contando, ¿No podemos cambiar y él se pone de camarero y tú de cita?”. Comentó la vallisoletana con Roure.

El comensal se presentó como alguien un tanto retraído por las mujeres. “Soy muy tímido y por eso me cuesta encontrar el amor”. Para sorpresa de la chica, José Luis también quedó un poco insatisfecho con su cita, sin embargo decidieron continuar. Cuando estaban en la mesa, Esther tuvo un ataque de sinceridad. “Estaba muy nerviosa por ver a quién me traían y no eres mi prototipo. Me gustan otro tipo de hombres porque soy muy sincera y muy clara”.

Esther y José Luis fueron la pareja más dispareja de la semana en First Dates

La comensal siguió empeñada en decir todo lo que pensaba. “Me daba hasta la risa de pensar que mis amigas me dijeron antes de venir que me iban a poner un pibón, una persona como yo, bailarina, habladora… Es que me gustan más grandes y cuadrados, con tatuajes”. El chico solo la escuchaba pero no decía nada, sin embargo sus expresiones lo decían todo.

No me fui porque soy muy educado y quería terminar la cita” declaró José Luis un poco indignado. La pareja no pudo conectar en ningún momento y la química era igual a cero. El chico solo exclamó “No puedo decir nada bueno de esta cena”. La decisión final estaba más que cantada desde el inicio. el hombre explicó su motivo, “ni yo soy su prototipo y ella el mío”, la vallisoletana coincidió con él.

First Dates Paula