Ambrosini: “Hay que jugar este partido con el cuchillo entre los dientes”