Ancelotti se exige objetivo que en el Real Madrid no logró ni Zidane

El entrenador italiano está proyectando una nueva idea basada en conceptos que a la afición no le son esquivos

Con el anuncio de Carlo Ancelotti al Real Madrid le han caído una serie de discusiones abiertas a varios temas, entre ellos el objetivo más cercano y la manera en la que va a encarar este proceso. Por fortuna la previa es muy favorable, y en su primera intervención ha afirmado intentar corregir un problema de base que es el mejoramiento del promedio de gol que va a tener con sus extremos.

Este fue claramente un problema para la administración deportiva anterior, ya que con Zidane ni Vinícius, ni Asensio, ni Hazard, y a duras penas Rodrygo pudieron cumplir con ese aspecto. Un tema que con Cristiano Ronaldo y Bale en su momento fue una de las grandes fortalezas para hacerse del tricampeonato seguido en Champions League.

Carlo Ancelotti
El entrenador italiano sigue sus proyecciones y busca un nuevo método para hacer de sus extremos fichas importantes

Para cumplir con su objetivo Ancelotti espera poder contar con toda su plantilla en tiempo récord

Visto desde ahí es entendible, pero Ancelotti le ha pedido a sus superiores intentar confeccionar el equipo final lo antes posible para ajustar en los entrenamientos una idea mucho más agresiva. A diferencia de lo que venía haciendo en Everton, se le ha pedido mayor vocación ofensiva y para ello es fundamental ajustar la mayor cantidad de cargas de entrenamientos.

Busca en el juego exterior nutrir a Benzema, que fue el que sacó la cara durante la campaña anterior en cuanto a anotaciones se refiere. Quiere que el delantero descanse en el volumen ofensivo, y no tenga que bajar a recibir para tener contacto con la pelota. Además, cree en la polivalencia de Vinícius, el sacrificio de Lucas Vázquez, el buen manejo de la pelota de Asensio y la explosividad de Rodrygo.

Sigue haciendo falta un jugador para componer el grupo en su totalidad

No obstante, una ficha como mínimo es lo que se ha exigido. Necesita un jugador que atraviese líneas de presión, que tenga habilidad y maneje los perfiles para ir en velocidad. En un comienzo el nombre era Kylian Mbappé, fue bajando a Jadon Sancho y ahora mismo la posibilidad es Raheem Sterling. Ninguno de los dos primeros fue simple, y sucumbieron ante el PSG y el Manchester United.

Por el momento se encuentran ultimando detalles, pues en Manchester City esperan como mínimo una oferta por 85 millones de libras. Se trata de un jugador muy influyente en la idea de juego de Guardiola, además de ser joven y de venir precedido de una excelente Eurocopa. Veremos en qué termina este caso.

Cintora despedido