Arturo Valls no da crédito en ¡Ahora caigo! por la poca ambición de Richy

El episodio de semana santa, no solo mostró algunas lágrimas, sino que las risas tampoco faltaron 

Este pasado jueves santo estuvo cargado de emociones y todo gracias a Ahora caigo al haber despedido a la mejor concursante central de su nueva etapa, Merche, pero antes tuvo tiempo de eliminar al concursante menos ambicioso de la historia llamado Richy, un trabajador de hospital que se animó a concursar en el programa.

En cuanto a Merche, el concurso de Antena 3 dijo adiós a la mejor concursante central, que se fue del programa tras encadenar 14 participaciones consecutivas y embolsarse un total de 87.000. Ambas cifras, récord de la nueva etapa del programa. Tras esto, los asistentes reaccionaron con un silencio sepulcral.

Richy ahora caigo
Arturo Valls en Ahora Caigo

La despedida de Merche llegó cargada de lágrimas y un poco de tristeza

En cuestión de dos preguntas perdió el comodín que le quedaba y se quedó sin responder la que fue, a la postre, su última pregunta dentro del programa. Al principio Merche se tomó su eliminación de buen grado, mostrándose un poco agradecida y emocionada para hacer un homenaje a Lina Morgan.

“Por endulzar un poco este amargo que tenemos todos ahora mismo”, Arturo Valls recordó que la concursante se despedía con 87.000 euros en el bolsillo. Ese en el que, según el presentador, se había metido a todos con su alegría en estas 14 participaciones. Incluso el público la ovacionó tras su salida.  

Richy en Ahora caigo también resultó siendo un eliminado de este pasado jueves santo 

Sin embargo, antes de su salida, Merche tuvo tiempo de eliminar en la entrega de este jueves al concursante menos ambicioso de la historia de Ahora caigo. Se trata de Richy, un trabajador de un hospital quien se animó a concursar en el programa luego de una previa llamada a su madre.

“Mi madre, que siempre me ha educado para tener éxito en la vida, me dijo “hijo, tú sobre todo no hagas el ridículo y no falles la primera””, contó Richy, que con el premio había pensado, entre otras cosas, regalar a su madre una placa que dijera “Mamá, no hice el ridículo”.

mask singer 2 final