Así fueron las agresiones de Bailly a Aduriz