Así quedó el ojo de Godín tras el codazo de Luis Suárez