El Real Betis tiene varias tareas pendientes para este verano. Una de ellas es resolver el futuro de Rubén Castro, que tras su regreso desde el fútbol chino no ha tenido tanto protagonismo como el deseado por culpa de la eclosión de Loren Morón. El delantero canario estaría barajando regresar al país asiático para terminar allí su carrera, pero la intención del cuadro bético es que siga en la plantilla hasta que concluya su contrato en 2019.

Rubén Castro / Agencias

De esta forma Quique Setién se encargará personalmente de hablar con el jugador para hacerle saber que sigue siendo una pieza importante en el equipo y que su oportunidad volverá a llegar. La posible clasificación del Betis a la próxima Europa League puede terminar resultando clave a la hora de que Rubén Castro opte por seguir, ya que con tres competiciones de por medio Setién se vería obligado a realizar más rotaciones y por lo tanto tendría sus minutos garantizados.