Así quiere evitar el Real Madrid la dimisión de Zidane

El entrenador del Real Madrid quiere tres refuerzos

El entrenador del Real Madrid no está para bromas y medias tintas. La operación salida no está siendo nada agradable para el francés y comienza a ver lagunas a la plantilla e incluso amenaza con dimitir. Definitivamente el técnico francés hará una profunda limpieza, con venta de jugadores que parecían intocables y la petición de unos fichajes necesarios para enderezar el rumbo. El plan es muy ambicioso. Y es que tras el ridículo histórico ante el Atlético de Madrid (7-3) urge una reacción.

Zidane no quiere sorpresas desde la llegada a Madrid, tras una gira para el olvido por USA, se puesto mano a mano con Florentino Pérez para hacer los deberes con la mayor antelación posible. Unos planes muy ambiciosos en los que han tenido que ceder tanto Zidane, como Florentino, para llegar a un consenso que favorezca al Real Madrid.

Florentino Pérez

De entrada, para Zidane el ciclo de Modric y Kroos ha llegado a su fin. Cree necesaria una transfusión de sangre en la principal arteria del equipo. Tanto el croata como el alemán han evidenciado claros signos de no estar a su mejor nivel. Contra el centro del campo del Atlético de Madrid no pudieron hacer nada. Para ello llegarían Paul Pogba y Christian Eriksen, dos fichajes que no resultarán precisamente baratos.

Y la última supondría una bomba de dimensiones siderales. Ni más ni menos que Kylian Mbappé. Florentino Pérez hará todo lo que esté en su mano. Zidane no tolera a Vinicius ni a Lucas Vázquez. Quiere un tridente Hazard-Benzema-Mbappé que remueva las costuras del fútbol mundial. De 300 millones no bajará la broma.



Zidane y Floren