Athletic Club: Berizzo encuentra sitio al fichaje más desaprovechado

La alta competencia en su puesto ha obligado a Cristian Ganea a reciclarse para ganarse un puesto en el once del Athletic Bilbao

 

Cristian Ganea fue junto a Capa el primer fichaje del Athletic Bilbao para esta temporada. El lateral rumano era la apuesta del club vizcaíno para competir con Mikel Balenziaga en la banda izquierda, sin embargo los hechos que tuvieron lugar a lo largo del verano han cambiado su situación.

El Athletic no dejó pasar la oportunidad de incorporar a Yuri Berchiche desde el PSG y el ex de la Real Sociedad se perfila como el lateral izquierdo titular a lo largo de la temporada. Esto deja a Ganea sin grandes expectativas de tener continuidad, salvo que logre convencer a Berizzo fuera de su posición.

Berizzo Athletic

En las últimas semanas aprovechando la falta de compromisos oficiales el técnico argentino ha probado al jugador rumano en una posición más adelantada. Este puesto por delante de Yuri no tiene un dueño fijo por el momento y Ganea aspira a hacerse con un hueco en el once por delante de jugadores como Iñigo Córdoba.

 

También te puede interesar: Alex Remiro aplica la lógica para su renovación

 

El periodo estival que está teniendo Eduardo Berizzo desde que llegó al Athletic de Bilbao no ha podido ser más convulso. El equipo se ha adaptado a la perfección a su estilo de juego, pero la bomba de la portería ha terminado por explotar del todo justo antes del estreno en Liga Santander ante el CD Leganés con los problemas en la renovación de Alex Remiro.

El argentino Berizzo ha sorprendido a todos con la no inclusión de Remiro en la primera convocatoria oficial de la temporada. Esto deja a Unai Simón como único portero profesional, que pasará de irse cedido al Elche a debutar con el Athletic como titular en Primera División.

En estas circustancias, Remiro se resiste a firmar su renovación. Al ex del Huesca no le ha gustado que su ficha sea menor a la del recién llegado Christian Ganea, que tampoco ha debutado en Primera División. Lo único que pide Remiro es, al menos, que le igualen el sueldo al del lateral rumano, para ya después ir subiendo en función de partidos jugados y objetivoscon un montante que puede llegar a los dos millones. de euros el tercer año La situación es difícil de entender y el criterio de Urrutia en renovaciones es un sindios.

© Copyright 2018 ⋆ GOL digital ⋆ ·