Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula
Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula

Elizegi desmonta el pufo de los contratos sin cláusula

No eran sino una pantalla para ocultar despilfarro en renovaciones en el Athletic

La filosofía del Athletic supone una dificultad añadida para mantener en sus filas a los jugadores que despuntan. Por eso, el Athletic siempre se ha caracterizado por no ser un club vendedor y por poner trabas importantes a la hora de dejar salir a sus futbolistas. Sin embargo, con la nueva problemática, el club está indefenso antes los grandes equipos.

Porque el mercado está absolutamente loco y se pagan auténticas millonadas en los traspasos. Un claro ejemplo son los 80 millones que abonó el Chelsea por Kepa Arrizabalaga o los 65 del Manchester City por Aymeric Laporte. Cuando eso pasa, el Athletic tiene muchísimos inconvenientes para mantener su nivel competitivo.

Athletic

En este escenario, el Athletic trabaja en una forma de hacer contratos que impida la imposición de cláusulas de rescisión. Porque las cláusulas hoy en día las paga cualquier equipo y ante eso el club se muestra indefenso. Pero si se borran las cláusulas el Athletic estará en disposición de rechazar una venta si no interesa.

Para llegar a este punto, Elizegi ha pensado en cláusulas de lealtad, que vienen a ser un bonus, que se otorga a principios del mes de julio, en cada verano, y que hace que el jugador renuncie a salir ese mismo año. Es decir, un incentivo que haga que se quede, al menos, una temporada más. Un buen sistema para planificarse mejor y que no te pille por sorpresa a dos días del cierre del mercado.

Temas:
¿Quieres compartir esta noticia?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

TE RECOMENDAMOS

Primer problemón de Setién en el FC Barcelona (dos cracks no le tragan)

El Liverpool encarece brutalmente la sucesión de Ramos en el Real Madrid

Guardiola boicotea objetivo común de Atlético y FC Barcelona (pastizal)

Mbappé revienta obsesión de Real Madrid y FC Barcelona (al PSG)

Desvelada bomba de The Big Bang Theory enfrenta a Sheldon y Leonard

Confirman secreto que ‘Juego de Tronos’ tendrá reestreno a lo bestia (bomba)

Anuncian por error en ‘Stranger Things’ secreto sorprendente que nadie espera

Confusión extrema pone Pasapalabra en riesgo de pausa

Emily Ratajkowski enseña tatuaje donde la espalda pierde casto nombre

Vídeo inesperado de Ester Expósito muestra desfases en las fiestas

Cody Simpson enseña a Miley Cyrus tomando baño de burbujas

Despiste fatal de Ana Guerra descubre lo que nadie imaginó (despierta pasiones)

Ridículo terrible de Rosalía rompe chaqueta en peor momento (todos sorprendidos)

Revolución exprés en ‘El Tiempo del Descuento’ pasa factura a Antonio David