Bailarinas destalonadas de Pedro Miralles acaba con el sufrimiento en las bodas

Cambio de tendencia de tacones a zapatillas planas

La comodidad ha pasado a ser una de las características más importantes en el mundo del calzado. Es por ello que cada vez podemos ver más invitadas haciendo uso de zapatillas planas y pasando del uso del tacón clásico. Este aumento en popularidad ha sido adaptado a las bailarinas de Pedro Miralles.

La sustitución del tacón no conlleva la disminución de la sofisticación de tu look. Este tipo de calzado ha pasado a ser uno de los complementos más usados en las pasarelas de la alta costura. Este crecimiento en popularidad se debe al conocimiento de las ventajas que presentan, el cual aporta comodidad y a su vez complementa al look en su totalidad.

Bailarinas Pedro Miralles

Tipos de zapatos planos ideales para la ocasión

Pedro Miralles cuenta con una gran colección de zapatos planos para todo tipo de ocasión. Entre ellos destacan los planos en color pastel, acabados en punta y con detalles de joyas, las cuales le dan un detalle especial al look. El precio de los mismos oscila entre 120 y 125 euros.

Por último hay que destacar el aumento del clásico zapato conocidos como “merceditas”, los cuales se han visto muy influenciados por la cultura francesa. Estos zapatos te ayudarán a completar tu outfit de invitada, siendo un complemento ideal para cualquier ocasión y cuyo precio está en 149 euros.

Alternativas a los zapatos planos 

Si de lo contrario eres de las que hacen uso obligatorio del tacón, ya bien sea por estatura o por que veas tu figura más estilizada con el uso de los mismos. Podrás encontrar alternativas dentro del calzado ofrecido por la marca de Pedro Miralles, que te aportarán la misma comodidad que un zapato plano.

Uno de los zapatos más famosos dentro de la marca son los zapatos de tacón de color turquesa, cuya punta acaba en filo y que cuenta con un tacón de 8 centímetros. El precio actual es de 109 euros y podrás encontrarlo en cualquier tienda de El Corte Inglés.

ahorramas reduflación