Bajón inesperado en el Valencia CF reactiva operación Arambarri

El míster alicantino seguirá insistiendo en el fichaje del mediocampista uruguayo

José Bordalás viene haciendo un trabajo impecable con el Valencia CF y las directivas están muy agradecidas con él, por ello espera que cumplan con sus peticiones y activen la operación Arambarri. Pero más allá de ser una petición explícita del alicantino, es una necesidad latente, y el mismo cuerpo técnico argumenta su fichaje.

El entrenador tiene un esquema sólido en defensa, y ataque, pero en su medular está teniendo problemas. Su estrategia en el mediocampo a veces suele ser endeble, y el equipo se descompensa a la hora de armar jugadas a gol. Sin embargo Pepe ha encontrado el problema en específico y se llama Uros Racic. El serbio viene en un nivel muy inferior al acostumbrado y se le ve incomodo en la posición.

operación Arambarri
El mediocampista serbio Uros Racic, ha bajado considerablemente su nivel, y se ha vuelto un cero a la izquierda para Bordalás.

El bajo nivel de Racic hace que el Valencia active de nuevo la operación Arambarri y enero sea la fecha de ejecución

Como es de esperar, el mediocampista charrúa sigue siendo una pieza clave en el funcionamiento táctico del Getafe. El jugador sigue siendo el encargado de mover los hilos en la medular azulona, y uno de los favoritos de Míchel. Aunque su equipo no lo está pasando muy bien, Arambarri es de lo poco que se destaca en el cuadro madrileño.

En el Valencia pasa lo contrario, el equipo está en un nivel superior a comparación de la campaña pasada, pero algunas piezas no están funcionando bien. Una de ellas es Uros Racic, que no fue convocado para el partido contra el Sevilla FC. El balcánico ha bajado considerablemente su rendimiento, y no encaja en el planteamiento sistemático que quiere imponer Bordalás.

Otro factor importante le da la razón a Bordalás para reactivar la operación Arambarri

Hoy por hoy existe un hombre en el mediocampo ches que se ha convertido en el adalid no solo de la medular sino de toda la parcela deportiva. Hablamos de Carlos Soler que a pulso y buen fútbol se ha ganado el privilegio de llevar con orgullo la 10. Al día de hoy, el también capitán no podrá jugar el próximo partido del Valencia, debido a una lesión muscular.

Con una baja tan sensible, el cuerpo técnico debe pensar en colocar un hombre de garantías y en el momento no hay nadie a su altura. Sin embargo si el conjunto valencianista hubiese ejecutado el fichaje de Arambarri en el mercado estival, Bordalás estuviese más tranquilo. Para esta ventana invernal aún están a tiempo, y la incorporación del uruguayo se hace más que urgente.

Valencia Peter Lim