Bale espera dimisión del entrenador del Real Madrid para volver a contar

Las opciones se extinguen para Bale que espera una decisión drástica en busca de chances en el Real Madrid

Cada vez está más cercano el debut del Real Madrid en la temporada. La acalorada y agitada fase de preparación ha terminado dejando enormes conclusiones que puestas en contexto, se traducen en inconformidades de la directiva con cuerpo técnico y jugadores. Más allá de eso, y teniendo en cuenta lo sucedido durante todo el periodo estival, a Bale tal parece le ha salido todo, se quedará en el Real Madrid y ha puesto a Zidane en la cuerda floja.

Si bien es cierto que durante todo instante los directivos han salido a respaldar lo hecho por el francés, esta segunda etapa podría sentenciar su futuro, pues ni el grupo ha respondido, ni las soluciones se hacen evidentes desde lo estratégico. La preocupación es un común denominador, y de no salir todo como se espera en un comienzo, con seguridad la primera cabeza que rodará será la de Zizou.

Gareth Bale

Para Bale eso sería un bálsamo, tendría enormes chances de poder volver a contienda, y dejaría atrás toda esa disputa con el entrenador debido a sus comportamientos dentro y fuera del terreno de juego. Lo cierto es que por ahora no es más que una simple posibilidad, con la que se frota las manos el ex Tottenham Hotspur en parte apoyado por su presidente y representante.

PSG se asoma con intensión de rapto

No obstante, en la actualidad se dice que el PSG podría estar interesado en algún tipo de negociación por Bale, lo que no está en sus planes pero si emula las condiciones actuales, podría ser aceptado. La idea es proponer un cambio por Neymar, y con ello darle los minutos necesarios a un explosivo y prometedor jugador de banda como el galés.

Sería el remplazo perfecto, tiene velocidad, juego aéreo, remate de media y larga distancia y puede cumplir en varias posiciones. El problema está en que se sacan un problema para encomendar otro, ya que ninguno supone un respiro para el escandaloso ambiente que se vive en el club parisino de momento.

Nasser Al-Khelaifi

Con Zidane fuerte y Florentino buscando los medios para solucionarle el entorno, lo de Bale parece ser cuestión de tiempo, primero saldrá él que el entrenador y eso es algo que todos saben, más allá de cualquier otro planteamiento. Momento de definición extrema, serán tres semanas agotadoras, de reuniones y acuerdos sorprendentes. Atentos a los avances.

© Copyright 2019 GOL digital ·