Bale pasa a la ofensiva (Real Madrid contra las cuerdas)

El galés viene presionando como nunca por su salida del Real Madrid

Dentro de un plano alejado de los polémicos resultados, al Real Madrid le empiezan a preocupar otro tipo de situaciones. Una de ellas es el manejo interno de sus relaciones en referencia al grupo, pues elementos como Gareth Bale siguen dando de qué hablar por sus posturas rebeldes y bastante distantes con los jefes y directos responsables.

Sus declaraciones han sido la arma letal que ha tomado como defensa, pues no teme ir en contra ni de su club, ni mucho menos de sus compañeros. Desde luego que semejante agravio ha llevado a la reacción opuesta, dejando en jaque la socialización entre ellos, al punto que Bale ni siquiera se habla con Zidane y mucho menos con algunos elementos de la plantilla.

Gareth Bale

Su papel dentro del terreno de juego dista mucho de lo que va más allá del simple hecho de actuar como extremo, sus buenas actuaciones le hacen seguir en pie al punto que el mismo entrenador espera contar con su presencia para lo que resta de campaña. Pero Bale no está en esos planes, el extremo está forzando con el paso de los días su salida del club, un tema que se ha intentado manejar desde varias ópticas.

Sterling, la fórmula de solución con Bale

Versiones de algunos medios importantes en el Reino Unido aseguraron que el Real Madrid quiso poner como carne de cañón a Bale en una nueva tentativa de fichaje. La idea fue pagar 81 kilos, más la ficha del galés por la figura del Manchester City, Raheem Sterling. En caso de no darse, el mismo jugador tiene una oferta más tentadora, a la cual lleva hace rato abonando con el poco agrado de sus jefes.

Bale quiere partir rumbo a la liga de China. Allí mejoraría sustancialmente sus ingresos, pero eso conlleva a otras decisiones. No quieren pagar el valor que han pedido desde Chamartín y eso le ha puesto el freno de manos nada más expuesto. No ha sido sencillo ni mucho menos, Bale quiere seguir imponiendo su ley y será Florentino quien tome el mando en este instante.

Sterling Barcelona

No supo echarse el equipo al hombro tras la salida de Cristiano, manteniéndose a su sombra se quedó en una zona de confort que ahora mismo le pasa la cuenta de cobro. Las decisiones siguen pasadas por una inconformidad entre las partes, situación que de ser llevada así tendría efectos en el verano próximo, momento decisivo para el club merengue.

https://www.youtube.com/watch?v=pEkJZOEG784&t=3s
dimisión Zidane