Banco Santander se rebela a la sanción millonaria por blanqueo de dinero

La entidad cántabra vuelve a recurrir una nueva sentencia que apuntaba varias irregularidades por un caso de blanqueo de capitales

El Banco Santander se vio envuelto en las últimas semanas en una operación tediosa sobre blanqueo de dinero. Un hecho que ha generado muchos quebraderos de cabeza a los dirigentes de la entidad cántabra en una vista cuando menos sorprendente viendo la magnitud del banco. Pero el Banco Santander piensa en recurrir la sanción.

En este aspecto, y metidos para empezar de buena forma el 2020, el Banco Santander quiso recurrir de manera fehaciente que no cometió ninguna irregularidad. Sin embargo, es el mismo Tribunal Constritucional el que sí ve indicios de delitos por parte de los de Ana Botín.

Banco Santander
La Audiencia Nacional interpuso varias sanciones a las que el Banco Santander supo recurrir

Banco Santander intenta tumbar una sanción de 2,6 millones que le impuso el Ministerio de Economía

Un hecho cuando menos escabroso que pone la lupa sobre el Banco Santander de manera uniforme. Ante tal caso, fue la existencia de un informe del Banco de España el que reveló la operación que tenía envuelta al que es el banco más grande de España.

Aquello revelaba la colaboración entre el banco presidido por Ana Patricia Botín y el HSBC para el blanqueo y evasión de capitales de varias decenas de españoles que movieron fondos opacos en la sucursal de Ginebra del banco británico sin que Hacienda pudiera localizar ni a los emisores ni a los receptores de las transferencias.

Banco Santander, a través de su filial Securities Services, ofrece servicios de subcustodia de valores a clientes institucionales. Los cuales tienen estatus de entidad financiera en la Unión Europea pero que necesitan “designar subcustodios en mercados donde no tienen presencia operativa”, señala el Supremo.

El banco, por su parte, entiende así que al no tratarse de clientes directos de la entidad no está obligada a comprobar la titularidad real de las cuentas. Por tanto, la ley le exime de hacer estas labores de comprobación, interpretación que no comparte Economía.

La Justicia interpuso una sanción de cuatro millones que el Banco Santander logró rebajar

Fue entonces cuando el ministerio sancionó al banco con 4 millones de euros por esta falta de diligencia. Aún así, y a pesar de ver que todo apuntaba en su contra, la entidad logró rebajar la sanción hasta los 2,6 millones en la Audiencia Nacional tras presentar un informe pericial.

En el cual se demostró que algunas de esas cuentas correspondían a clientes directos del Banco Santander y no podían calificarse como cuentas de valores segregadas. Pero no fue la única a la que recurrió. Es más: la de Ana Botín recurrió todas las sanciones y logró una importante victoria en la Audiencia Nacional.

De las cuales se sumaba la cantidad de 10,5 millones de euros. A finales de 2019, la Sala de lo Contencioso declaró nulas todas las sanciones excepto la referida a la obligación de recabar información sobre el propósito de los negocios de los inversores (un millón de euros) y rebajó la de cuatro millones a 2,6 millones tras dar por válido una parte del citado informe pericial presentado por el banco.

adopción criptomonedas