Ramsey requisito del Barcelona para desbloquear operación con la Juventus

Al mediocampista se le ha abierto la puerta culé con su última aparición oficial

FC Barcelona hace explotar las especulaciones del día miércoles con una opción de cara al mercado con Juventus, que incluye entre otras cosas a Aron Ramsey. Todo hace indicar que el club catalán se ha dejado tentar por el jugador galés, luego de haber sido figura en el choque que ha tenido con su selección ante Finlandia.

Elegido como la figura de la primera parte fue el encargado de limpiar el camino, de abrir los espacios y de salir limpio desde atrás. Tiene un ADN muy identificado con la filosofía culé que ha tentado no solo a Koeman, sino a Laporta y algunas figuras de la entidad misma. Eso sí, antes hay que hacer algunos ajustes estructurales, que podrían hacer mención a varios jugadores más de parte y parte.

Sevilla Rakitic
Ramsey, objetivo del FC Barcelona cada vez más cerca

Talento y facilidades, Ramsey abre la puerta al FC Barcelona y libera espacio a otros componentes de paso

El evento tiene como opciones unas variables muy definidas. Lo primero que ha salido a flote es que el jugador tiene mucha intensión de partir, es decir, quiere poner ruta a Barcelona para mejorar su dilatada carrera. Busca un nuevo reto y está seguro que en la capital catalana lo va a conseguir. Lo que sigue es mucho más alejado de sus posibilidades, un tema mucho más corporativo.

Y es que además de Ramsey, el FC Barcelona busca hacerse con De Ligt, el central neerlandés. Este jugador llegaría a componer nuevas facetas en el orden defensivo, permitiendo a los blaugranas solidificar una zona en la que tienen grandes problemas. Eso sí, no son jugadores propiamente baratos, por lo que se debe peinar el ambiente con otras salidas para facilitar el hecho.

Unas por otras, a dos incorporaciones, dos salidas

Para que esto se lleve a cabo, también deben salir dos jugadores, como son: Pjanic y Dembélé, este último con mayores preocupaciones por lo complejo del tema. Es un activo del club, que ha proyectado su crecimiento en varios frentes, y por el que no esperan perder dinero en un futuro cercano. De manera que ahí está la complicación inicial, además de un aspecto mucho más directo, en el aspecto deportivo.

Y lo de Pjanic es mucho más pragmático. Un jugador por el que han apostado y que de una u otra manera no representa complicaciones. Lo quiere Allegri en Juventus, y Barcelona lo quiere por fuera. Así que están abiertos a las decisiones cercanas. Este mercado promete y bastante para ambos clubes, que deberán sellar sus intensiones en estos días.

Orellana Barcelona