Baza secreta del RC Celta para ganar puja por Rafinha

El mediocampista brasileño sigue sonando en el entorno Céltico

Cada día que pasa el RC Celta se convence más del retorno del mediocampista Rafinha Alcántara. Ahora mismo el jugador se encuentra en la Real Sociedad donde también quieren retener al talentoso volante. Cabe recordar que el brasileño sigue siendo propiedad del PSG, pero desde allí han manifestado que no hay cavidad para él.

De hecho el club parisino hizo el fichaje de Vitinha, quien juega en la misma posición que Rafinha. El contrato del brasileño con el cuadro francés termina en el 2023, por lo que en este mercado estival buscarán venderlo. Sin embargo no se descarta que puedan otorgar una cesión, siempre y cuando su opción de compra sea obligatoria.

Celta Rafinha
Ahora mismo el jugador se encuentra cedido en la Real Sociedad donde también luchan por su fichaje.

La ventaja que tiene el Celta en el posible fichaje de Rafinha

Ahora mismo son dos los equipos que se disputan el fichaje del mediocampista hispano-brasileño. Por un lado está el conjunto gallego donde el jugador ya ha estado en 2 oportunidades (2013-14 y 2019-20). Por el otro es la Real Sociedad donde ahora mismo se encuentra Rafinha y en donde esta temporada jugó 1.003 minutos repartidos en 18 partidos.

La baza con la que cuenta el club Celtista es que su director deportivo también es asesor externo del PSG, hablamos de Luis Campos. De esta manera, con el directivo es mucho más fácil que el mediocampista recale en el Celta a que se quede en el cuadro donostiarra. Sin embargo existen otros impedimentos de consideración para que el jugador regrese a Balaídos.

A pesar de que el Celta cuenta con la ventaja de Luis Campos es la Real Sociedad la que se puede quedar con Rafinha

Enel PSG se plantean vender al jugador y si ni lo logran, desprenderse de él con la carta de libertad. La razón pasa por el alto salario que tiene Rafinha, el cual puede ser invertido en otros propósitos en el PSG. Esto traduce a que el conjunto Céltico tendría que tener una reserva en su masa salarial para recibir el fichaje del mediocampista.

Si no es así, el jugador tendrá que reducir su salario, cosa que es un tanto difícil que suceda. En el club vasco le están pagando unos emolumentos con los que Rafinha está feliz, y no va a cambiar de club para ganar menos. De esta manera todo indica que es el cuadro Txuri-urdin el que se va a quedar con el fichaje del brasileño.

Celta Maxi