Belén Esteban descoloca Sálvame con defensa a ultranza al Rey Juan Carlos I

Interesante lucha de ideales se ha dado en plena emisión, una emisión que aglutina un buen margen de visitantes por lo picante del tema

El popular magazine, Sálvame ha sido testigo de una de las luchas de ideales más polémicas de los últimos años, donde Belén Esteban ha sido vital en conseguir exponer un caso que reúne a la realeza española. Como se viene exponiendo, los problemas fiscales del rey Juan Carlos I han sido tales que no han pasado desapercibidos por la prensa y su ácida crítica.

En su defensa ha salido la colaboradora tratando de argumentar temas en favor. Uno de ellos, ha sido mucho más llamativo que el resto, y es su cantada postura inclinada sobre la monarquía. A pocos les seduce esta corriente, pero a ella le fascina, de manera que ha buscado ejemplos para favorecer la visual del comandante de la familia real española en todas sus bases.

Belén Esteban
Belén Esteban defiende a muerte una postura real en Sálvame

Los argumentos lanzados por parte de Belén Esteban han dejado atónitos a los demás panelistas de Sálvame

Como dato curioso, que le guste el rey Juan Carlos I como ha dicho en más de una oportunidad, le ha obligado a recabar en temas oscuros. Y es que ante su negativa a responder por los derechos tributarios se ha abierto una discusión nacional. A Belén Esteban le parece muy llamativa la postura del rey, que ha abonado a su deuda nada menos que 678.393 euros.

Esta cifra no es completa, pues a eso se le debe adicionar mucho más que lo mencionado. Y es que cuando han salido a flote las críticas ella ha intervenido, y ha dicho que conoce muchas figuras políticas que ni siquiera se han acercado a preguntar de qué manera van a pagar o se van a poner al día. Solo piensan en su bienestar individual y sin duda la respuesta de Juan Carlos I ha sido la de un monarca, la de dar ejemplo.

El legado de Juan Carlos lo va a tener que soportar Felipe

Pasando a otros escenarios, Felipe, que es el sucesor, ha tenido que mover un peso muy grande. Lo que ha hecho Juan Carlos I es completo, pero cargar con algunos señalamientos es apenas lógico, aunque incomprensible. En este mundo todo se maneja de esa manera y se veía que en algún momento el castillo se rompiera. Se comerá un marrón que no le corresponde, tirada la presentadora.

La polémica de este jueves ha llevado gran parte de la audiencia a polemizar con ello. Y quizás si este era su fin lo ha logrado. La replica de Kiko Hernández que le criticaba solo quedaba en el camino, abonado claro está por el empuje de Paz Padilla y David Valldeperas para subir la temperatura en el set. Interesante tema, mucho más en épocas de crísis.

Mask Singer final