Bilic ficha por el eterno rival