Boicot a los helados de Frigo moviliza al facherío

Una decisión controvertida de la empresa de helados desata una tormenta pidiendo que no se compren más sus productos

El lado más oscuro de la política está trastocando la vida de muchos, y el caso de Frigo no podía ser menos. Al menos de cara a la posición de la extrema derecha, como ha ocurrido en este caso. Y que pese a que los helados de Frigo llevan décadas triunfando cada verano en España, ahora se llama a un boicot por su parte.

El Frigo dedo o el Frigo pie son clásicos entre los más pequeños, pero ahora, los que quieran pedirlos en Cataluña y no entiendan el catalán, tendrán que guiarse por sus fotografías, o por el inglés y el alemán, si es que es lo entienden, porque la marca ha decidido eliminar el español de sus campañas, a pesar de que es la lengua mayoritaria de los catalanes.

Frigo
Frigo no ha querido rectificar ni dar explicaciones al respecto

Frigo ha decidido eliminar el español de sus campañas

​Una decisión que no ha caído nada bien entre algunos consumidores, que no han tardado en proponer un boicot a sus productos a través de las redes sociales, al que se han sumado también algunos hosteleros, mientras que otros van incluso más lejos y ya piden el boicot a todo el grupo Uneliever, al que pertenece la marca.

Por tanto sector ultra y unionista en general han prometido no probarlos más por llevar el catalán a los envoltorios, junto con el inglés y el alemán. Del castellano, ni rastro. El sidral es tan delirante como notable. Y la rabieta, de campeonato. Pero esto proviene también de partidos como el ultraderechista de VOX.

En concreto, es ahora Alfonso Ussía, un periodista que ha reaccionado fulminantemente ante el caso de los helados Frigo, donde el de la agrupación política de Santiago Abascal se ha sumado a las críticas y al boicot de la marca y línea de helados y otros dulces, a los que pocos han tardado en darle su razón.

Frigo
Los políticos han recibido el apoyo ultra para no consumir productos de Frigo

La extrema derecha opta no comprar tampoco ningún producto de su empresa Unilever

“A partir de hoy, consumir un Frigo equivale a ponerse el Lacito amarillo”, ha dicho Alfonso Ussía en las redes sociales, recibiendo el apoyo del sector más ultra y contrario a la concordia, el cual ya ha manifestado varias veces su apoyo a “los que quieren destruir España”, como el propio escritor así se ha referido.

Varios dirigentes políticos y medios de comunicación dieron por buena la denuncia pública, sin que la corporación empresarial haya dado ninguna explicación al respecto, lo que ha hecho que la bola de nieve crezca de forma imparable. Frigo, por su parte, no tiene actividad en Twitter desde hace dos años, cuando abandonó su perfil sin volver a publicar mensajes; y su matriz solo se ha expresado en las últimas horas para otros asuntos, si bien no piensa rectificar.

espías Marruecos