Bordalás no garantiza titularidad de Mamardashvili contra el Athletic

Una racha de mal rendimiento ha hecho que el portero georgiano ponga en duda su actuación en el equipo como venía siendo costumbre

Han empezado a moverse de manera frenética las visiones concretas de plantilla que pueda tener un entrenador y otro, estas primeras jornadas de Liga han podido aclarar ciertas dudas y eso es justamente lo que sucede en Valencia. Al parecer Pepe Bordalás no piensa extenderle la confianza a Mamardashvili en el arco y no hará parte de la titular ante el Athletic. Sus errores le condenan y detrás de él está nada menos que Jasper Cillessen.

Ante el Real Madrid ya tuvo incidencia en la derrota, pero lo visto ante el Betis ha sido la gota que ha rebosado el vaso. El entrenador precisa del mejor rendimiento de sus activos, sobre todo porque se miden a un rival nuevamente de peligro, y que además viene de cosechar una derrota en casa ante el Rayo Vallecano.

Mamardashvili fallo
El portero georgiano aceptó su culpabilidad en el segundo gol del Madrid, que terminó dándoles la victoria.

Varios fallos ponen en jaque a Mamardashvili ante el Athletic que ya tiene listo su plan de ataque

Las dudas se han apoderado, y es apenas normal, fue fichado para jugar con el filial y tras una buena pretemporada se acabó quedando con un puesto muy importante. Ante el Real Madrid ya dio muestras, pero ante el Betis un fallo de cálculo al dejar picar una pelota significó el segundo, para cerrar con broche de oro tras una mala salida y posterior vaselina de Rafa Mir.

En segunda base está Cillessen que le ha dado el OK a su entrenador. Admite estar listo y superando las lesiones que le acusan cree tener las cualidades para asumir el reto. El otro portero es muy joven y parece le ha afectado de más la convocatoria con su selección nacional. Ha llegado tocado, con el espíritu bajo de nota y se ha reflejado.

Se necesitan los puntos y las dudas deben quedar fuera de contexto

Lo ha perdonado a Alderete en el choque ante Osasuna porque el VAR ha intervenido, pero al portero no. Es una zona mucho más riesgosa y la seguridad lo es todo. De manera que se abre el debate, y queda expuesta la necesidad de ubicar un líder que brinde confianza. El neerlandés tiene todas las papeletas y saben que en óptimas condiciones es un arquero top.

Por el momento siguen confeccionando el equipo, y esperan retornar a la senda del triunfo. Dos derrotas al hilo y lo sacan de la zona donde quieren y pretenden estar. De manera que el tiempo se agota y las necesidades se agrandan. Momento para tirar de los grandes, al menos hasta superar el bache.

Athletic ElCorreo