Broma pesada en Zapeando deja esta cara a Dani Mateo

El programa aprovechó la situación para invitar a un mecánico de un taller de carros 

En uno de los últimos episodios de Zapeando, los espectadores han sido testigos de la broma que se le ha hecho a Dani Mateo. Y es que el presentador del programa, no sabía que sus compañeros iban a mostrar el vídeo de su percance con el coche al echar gasolina en lugar de diésel.

Y es que para nadie es un secreto que echar gasolina a un coche diésel es un error común que puede salir bastante caro y sin duda Dani Mateo lo tiene más que claro, ya que varias veces ha caído en la misma trampa. Incluso una situación un poco graciosa para sus compañeros.

Dani Mateo y una broma inédita

Cristina Pedroche fue la que dio inicio a las imágenes de la gasolinera

El presentador de La Sexta ha sido sorprendido por sus compañeros del programa de Zapeando este pasado miércoles cuando en un giro de guion que él no se esperaba le han mostrado el vídeo que él mismo había grabado durante su último percance sufrido en la gasolinera. Una sorpresa también para los espectadores.  

“¿En qué estabas pensando, Dani?”, preguntó Pedroche tras dar paso a estas imágenes en las que se le veía parado a pie de carretera mientras una grúa se llevaba su coche. “Lo triste es que es la segunda vez que me pasa en dos meses”, ha reconocido él con un poco de vergüenza.

La broma que han hecho en Zapeando para uno de sus presentadores resultó ser exagerada 

Pero, lejos de hacer caso, sus compañeros fueron aún más crueles. Zapeando ha conectado en directo con un taller mecánico para comprobar de primera mano cuánto podría costarle al presentador su equivocación. “Querido amigo Dani, te pondría un 10 en nivel de torpeza”, le ha dicho el dueño del taller. 

“Echar gasolina en un diésel es un pecado, aunque la verdad es que es muy común”. El empresario le ha advertido de que la reparación va a costar entre 200 y 500 euros. “Más los 70 que puse de gasolina”, ha puntualizado él. Un capítulo de Zapeando que resultó muy gracioso.

Iker Jiménez