Bronca histórica a Tomás en First Dates por sus desafortunadas pintas

El comensal salió mal librado en las opiniones de su cita, con respecto a su forma de vestir

La primera impresión es la que domina y Sandra lo dejó muy claro en First Dates, al ver la forma de vestir de Tomás. El chico se presentó en lo que parecía una franela tipo polo, pantalones color café, y el pelo un tanto alborotado. La comensal de entrada no se aguantó sus comentarios y los gritó a los cuatro vientos.

“Como va con el polo y el pelo así engominado en plan Borja Mari he pensado ufff” comentó la chica ante las cámaras. Sin embargo la cita siguió como se esperaba y ambos decidieron ocupar sus lugares en la mesa. Allí conversaron de gustos, pasatiempos, filosofías y además hasta posturas políticas donde coincidieron mucho.

Tomás first dates
A pesar de las pintas de Tomás, Sandra quiso tener una segunda cita con él.

Tomás equilibró su cita en First Dates, con algunas cosillas que interesaron a Sandra

En la charla habitual de las parejas que se empiezan a conocer, es donde las personas se dan cuenta si su cita tendrá o no éxito. Al parecer esta pareja va por buen camino, pues Sandra parece estar disfrutando al escuchar todo lo relacionado con Tomás. “Pesco lo que como, me gusta esa filosofía” además “también hago paracaidismo y me gusta todo lo que conlleve adrenalina” reveló el chico.

Sandra tenía el 100% de concentración en todo lo que decía el comensal y hasta se animó a preguntar, “¿Eres feliz con tu vida?, ¿eres divertido?” Luego de eso surgió la pregunta que algunas veces podría arruinar las citas, La política. Sin embargo los dos acertaron al inclinarse por las políticas de izquierdas.

Con la segunda cita en el bolsillo, Tomás le pregunta a Sandra que ropa le pondría para la siguiente velada en First Dates

La química entre ambos participantes era más que evidente, y el traspié inicial a causa de la ropa de Tomás, quedó en el pasado. Por ello el chico se animó a preguntarle que vestimenta le pondría para una segunda cita. “Algo que no parezcas de Ciudadanos” contestó de forma jocosa Sandra. “Cuando he entrado he pensado que eras demasiado pijo para mí” añadió.

Cuando llegó el momento de la decisión final, ya no era necesario, pero aún así respondieron por mero protocolo. Ambos coincidieron en una respuesta afirmativa y fueron tanto las ganas de seguir conociéndose, que esa misma noche, prolongaron la velada en el bar de al lado.

Kruela First Dates