Busquets nombra a su sucesor en el FC Barcelona y no es Frenkie

La experiencia del mediocentro le da todo el aval para plantear ante su gente el que piensa será la mejor alternativa de cara al futuro

Sobre la pregunta más complicada para el líder del mediocampo en el FC Barcelona, Sergio Busquets, su sucesor debe caer del lado de la confianza, el trabajo y el ADN del club. No se ha atrevido en afirmar que sea Frenkie de Jong, sino que ha volcado todo del lado de Nico, un jugador al que le ve un futuro tremendo.

Las razones las ha detallado de manera muy abierta, y es que es un activo mucho más fiel a la idea de siempre, de ser un centrocampista posicional antes que un jugador de ataque. Nico conserva la mesura que debe tener el equilibrio, y tiene algo que le hace resaltar, personalidad y pase filtrado.

Nico González Celta
El mediocampista azulgrana es el reflejo del sector medio en el FC Barcelona

Con toda la autoridad del caso, Busquets resalta a su sucesor en el equipo, entendiendo que sus días en el club son contados

La carrera de Busquets en el Barça es un ejemplo para muchos. A sus 33 años evidencia un desgaste y con la nueva idea del equipo parece cada vez más alejado del rendimiento óptimo que se necesita para cubrir los espacios. De tal manera que ha delegado a Nico, solo porque entiende cuál es el rol que se debe cumplir; y deja a Frenkie más habituado a tareas constructivas.

Desde luego que sus características no son las mismas, pero confía en la labor de Xavi. Es el indicado para hacerle entender cómo posicionarse, tanto en defensa como en ataque. A la vez que le inyecta ese conocimiento, le hace crecer como persona, pues es un símbolo positivo que ha impactado al grupo.

De Jong disminuido por la presencia de los canteranos

Frenkie de Jong es un futbolista al cual el espacio le debe favorecer. Con equipos que le disputan la posesión se ve diezmado y es ahí donde la cantera ha prevalecido. Pedri, Nico y compañía lo han hecho saber, los resultados están a la vista, con un equipo impulsado emotivamente y con los objetivos a su alcance de las manos.

Por ahora la expectativa de fichajes no corre por ese sitio. Es evidente que la demanda responde a otros matices, como por ejemplo el sector de ataque, donde van a perder a Adama Traoré y seguramente irán al ataque por Ousmane Dembélé.

Bellerín barcelona