Caballero: «Puedes atajar bien, pero si no sumas te vas triste a casa»