Calatayud: “Los equipos de abajo tenemos los culitos cerrados”