Calderón e Ibaka sufren sendas derrotas a pesar de sus buenos números