El periódico de PRISA considera que el espacio político es una herramienta de la ultraderecha para desestabilizar

Durísima crítica de el diario El País para desentrañar lo que ocurre realmente en el espacio informativo de Javier Negre en Internet, denominado Estado de alarma. Porque en este momento de confinamiento, el programa del periodista está casi siempre en los focos por diversas polémicas acaecidas en sus micrófonos.

Se trata de un medio de comunicación que nació para contar un poco el día día de la actualidad política durante el confinamiento. Detrás están los periodistas Javier Negre y Cristina Seguí, de confesa ideología de derechas y muy cercanos siempre a VOX y a Santiago Abascal.

Estado de alarma

Según El País, Estado de alarma se sirve de la enorme confusión existente con la crisis sanitaria, para desplegar una batería de medidas más propias de la manipulación informativa que de querer informar de lo que pasa. Y seguramente en busca del beneficio político.

¿Quién se puede beneficiar de una herramienta que ataque sistemáticamente al Gobierno de Pedro Sánchez? Evidentemente la derecha. Concretamente, en palabras textuales de El País, el ultranacionalismo español.

Estado de alarma

Termina El País poniendo énfasis en que en Estado de alarma solo colaboran periodistas y políticos afines a la ultraderecha y que todo se enmarca en una “estrategia de desinformación orquestada por la ultraderecha sobre la crisis del coronavirus que va mucho más allá de la difusión de bulos”. Contundentes en El País.