Canales inspira al Betis para fichar talento puro en la Real Sociedad

La visual del mediocampista da mucho de qué hablar luego del análisis de su recomendado

El fútbol está en un momento en el cual es necesario diversificar las medidas recurrentes. La contratación de grandes figuras ha pasado a un segundo plano, teniendo en cuenta la economía y la imposibilidad producto de ello por formalizar movimientos de alto calibre. Pues bien, Sergio Canales le ha mostrado la vía al Betis, en un jugador formado en la Real Sociedad.

Se trata de Martin Zubimendi, uno de esos canteranos subidos en plena pandemia y que goza de la total confianza de Imanol Alguacil. Su exponente crecimiento le ha dotado de muchas posibilidades en el primer equipo donde ya acumula la no despreciable suma de 47 partidos disputados. Líder, solvente y aplicado, pese a ser generación 1999 tiene mucho de lo que se prioriza en el momento.

Canales
Canales en su mejor momento con el Betis

Lo de Canales es una mirada objetiva, al conocer perfectamente el puesto y las exigencias del Betis

Para el ex jugador del Real Madrid y uno de los más destacados en el momento impresionante del Betis, el tema pasa más por otra revisión mucho más prudente. Tiene en cuenta algunos detalles como la técnica, y el posicionamiento en el campo. Zudimendi ha ganado demasiado terreno y ha hecho olvidar a ciertos jugadores como Illarramendi.

De tal manera que la fuerza de contrataciones ha empezado a direccionarse en vistas de un jugador polivalente y muy bien dotado. Zubimendi ha jugado como interior y ha dado descanso al trabajo realizado por sus compañeros. Tienen la facultad de llegar bien a zonas intermedias, filtrando pelotas y sirviendo de puente en la gestación de fútbol ofensivo.

La apuesta económica pretende ser muy diversa en estos momentos

Su eclosión desde luego no podía pasar desapercibida y ha generado algunos efectos en el ambiente. El primero de todos la concreción de una oferta que por estos días debe estar siendo analizada. El jugador ha extendido su contrato hasta 2025 y ha elevado su cláusula de recisión hasta los 60 millones de euros. Una cifra alta, pero tratable en todo caso.

Merino y Silva han sido los más beneficiados y entendiendo que en Betis habrá migración es apenas entendible. William Carvalho es uno de los que potencialmente se acabará marchando, y salvo que no llegue una oferta masiva por Guido Rodríguez, el eje del mediocampo quedará descubierta. Potencial hay, lo de ahora es una revisión mucho más profunda.

Getafe Aleñá