El madrileño afronta la primera de las dos citas en la carrera de casa del equipo con atisbos de que quizá puedan sufrir más de la cuenta

Al terminar la primera jornada del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, Carlos Sainz se reafirmaba con los pronósticos del fin de semana para una pista en la que, en principio, debería ser favorable para las características del MCL35. Pero, nunca mejor dicho, todo quedaba en el aire y a merced de Silverstone, donde ahora el de McLaren no está contento con las mejoras introducidas.

Un circuito querido para el piloto, y de curvas rápidas y amplias propicias para su monoplaza. La teoría y la primera práctica parecían coincidir inicialmente para Sainz, a pesar de los problemas a sortear en una pista abrasada inusualmente por el sol y zarandeada por ocasionales vendavales.

Carlos Sainz
Carlos Sainz y McLaren tienen mejoras en Silverstone pero no han funcionado

Unas mejoras las del McLaren que no han funcionando como esperaba Carlos Sainz

“Dependía mucho del viento, eras muy rápido pero luego la vuelta siguiente no podías repetirla”, decía. Las desacomodantes condiciones cambiarán para los dos restantes días, por lo que las primeras jornadas no avanzaba una foto nítida para la carrera. “El rendimiento del coche estaba influido por el cambio de viento y las temperaturas, y el equilibrio del coche puede cambiar de un día a otro. Tendremos que adaptarnos”, explicaba.

Y ante ello, parece que el condicionante también que ver con unas evoluciones del McLaren que no han funcionado como esperaban, ni para el Carlos Sainz ni para la misma McLaren. “No estoy muy seguro de las mejoras, solo las probé en los primeros libres”, se refería al respecto como ya anunciaron en la carrera de Hungría.

“Tuvimos algunos pequeños problemas, las desmontamos y en los siguientes libres tuve el mismo coche que en Hungría. No tengo sensaciones concretas con las mejoras, pero creo que el coche no va del todo mal aquí”, señaló un Carlos Sainz que, por la contra, seguía empujando para conseguir el mejor resultado posible este fin de semana.

Carlos Sainz
Carlos Sainz no ve indicios de mejorar este fin de semana

El objetivo es acercarse a Racing Point

“Ha sido un viernes intenso de pruebas para valorar nuevas piezas, pero positivo porque al principio nos costó encontrar el balance. El tiempo final parece competitivo, pero otros coches abortaron sus vueltas rápidas con la bandera roja. Veremos mañana dónde estamos, ya que ha sido delicado pilotar con viento y bajará tanto la temperatura como el balance del coche”, mantuvo.

El español, por su parte, también sabe que este primer fin de semana en Gran Bretaña (el próximo también será en el mimso circuito) representará una primera entrega de lo que el coche pued eofrecer de aquí al final del capeonato, donde, pese a que Racing Point se ha mostrado más que fuerte, Carlos Sainz guarda esperanzas para batir a los coches rosas, estas citas con Hulkenberg y Stroll.