Cases y Luis Hernández confían en que sean anuladas las tarjetas de sus expulsiones